La vida que yo veo

Éste es el blog de Javier Pérez, profesor de Lengua y Literatura del IES "Pedro de Ursúa" de Mendillorri (Pamplona)

jueves, 9 de junio de 2016

Caupolicán

Éste es uno de los sonetos más famosos de Rubén Darío, si no el que más. Se encuentra en Azul (1888), libro clave del Modernismo:

http://www.poemas-del-alma.com/caupolican.htm

Podemos empezar por medir los versos. ¿De qué clase de verso se trata? ¿Coincide con ejemplos anteriores de soneto?

Separa la parte descriptiva de la narrativa. ¿Cómo se reconocen?

¿Qué figuras literarias aparecen? ¿Dónde hay un quiasmo? ¿Y personificaciones? ¿Qué diremos de la adjetivación? ¿Hay hipérbaton? ¿E hipérbole?

¿Qué personajes mitológicos se nombran? ¿A qué tradiciones pertenecen? ¿Cuál puede ser la intención del autor?

¿Qué rasgos de la mentalidad modernista vemos en el poema?

miércoles, 8 de junio de 2016

Un poco de polisemia

A veces encontramos palabras cuyos significados no son especialmente diferentes. Algunos ejemplos:

 ÉTICA: 1. Conjunto de ideas que alguien tiene sobre lo bueno y lo malo.
              2. Aplicación de esas ideas.
              3. Estudio de las mismas.


GRAMÁTICA: 1. Estructura de una lengua.
                            2. Estudio de esa estructura.

MARINA: 1. Conjunto de barcos al servivio de un estado.
                    2. Cuadro que representa el mar.

TÁCTICA: 1. Plan para ganar una batalla.
                     2. Aplicación de ese plan.
                    3. Estudio de cómo se han ganado batallas a lo largo de la historia.

Aquí podemos hablar de polisemia cerrada, pues no sólo hay relación entre varios significados sino que es fácil verla. Pero hay muchos casos de polisemia abierta, que plantean más problemas. ¿Por qué en un banco nos sentamos y en otro guardamos dinero? ¿Qué hace que la pluma sirva para volar y para escribir? ¿Cuál es la causa de que una colonia sea tanto un lugar habitado por invasores o exploradores como un perfume? Aquí la historia de las palabras es un reflejo de la historia externa.

martes, 7 de junio de 2016

Sobre cierta leyenda

 Tanto en Las 1.001 noches como en el Libro de las Maravillas de Marco Polo hay mención del Ruj, un ave tan enorme que puede remontarse con un elefante entre las garras. Buen ejemplo de hipérbole, sin duda.
 Pero esta leyenda tiene una base real, por extraño que nos parezca. A finales del Pleistoceno y principios del Holoceno hubo en Creta, Rodas, Chipre y otras islas del Mediterráneo una variedad de elefantes enanos que, en estado adulto, no alcanzaba el metro de altura, y una raza de águila real muy superior a las actuales. El resultado es fácil de imaginar.
 Es evidente que este caso no es aplicable a otras muchas leyendas, ya que en ésta el referente histórico es bastante claro. Por eso es mejor pensar que el Caballo de Troya o la caída de los muros de Jericó ante el sonido de las trompetas son simples frutos de la imaginación.