La vida que yo veo

Éste es el blog de Javier Pérez, profesor de Lengua y Literatura del IES "Pedro de Ursúa" de Mendillorri (Pamplona)

martes, 20 de mayo de 2014

Este mes

¿De dónde viene el nombre de mayo? Muy sencillo, de Maya, la diosa grecorromana de las flores. Era hija de los titanes y madre de Hermes, el más simpático y astuto de los dioses.

 

  El nombre de esta diosa contiene la raíz ma-, de madre, y de ahí viene el verbo griego maieuo, dar a luz. Por eso Sócrates, que no por casualidad era hijo de una comadrona, dio a su sistema de enseñanza el nombre de mayéutica, el arte de sacar a la  luz las ideas.

















(El padre de Sócrates era escultor y claro, combinando ambos oficios,  llegó Sócrates a la conclusión de que las ideas están en la mente como la imagen dentro de la piedra.)

Volviendo a nuestra entrañable diosa, en terrenos cretácicos norteamericanos se descubrió a finales de los años 70 un dinosaurio de talla pequeña -sólo 7-9 metros de longitud por 2,8 - 3,6 de altura y unas 4-5 toneladas- que suministró una información curiosa. Parece ser que las hembras de esta especie se agrupaban para poner los huevos y cuidar y alimentar colectivamente a los recién nacidos. Tal muestra de comportamiento maternal en un momento en que todavía circulaban muchas ideas falsas sobre los dinosaurios llamó la atención de los investigadores, que bautizaron la nueva especie con el nombre de la diosa: maiasauria.


En suma, un buen ejemplo de cómo la mitología sigue presente en el habla.