La vida que yo veo

Éste es el blog de Javier Pérez, profesor de Lengua y Literatura del IES "Pedro de Ursúa" de Mendillorri (Pamplona)

jueves, 13 de febrero de 2014

La épica medieval y sus divisiones

  Obras tan distintas y a la vez tan similares como el Cantar de Mio Cid, la Canción de Roldán, Beowulf, La saga de los Volsungos o el Cantar de las huestes de Ígor pueden separarse en dos grupos según el tiempo transcurrido desde los hechos en que se inspiran hasta que se pusieron por escrito. La épica española y rusa es realista porque se escribe muy pronto, mientras que la francesa y germánica es fantástica al tardar bastante más.

 Rodrigo Díaz de Vivar muere en 1099 y el Cantar lleva fecha de 1207: 108 años han pasado, suficiente para que haya textos que celebren al héroe pero poco para alterar la historia. Menos tiempo todavía -75 años- pasa desde la malhadada expedición de Ígor Svjatoslavic contra los cumanos -1185- hasta la redacción de Slovo o polku Igoreve, en torno a 1260.

 http://lavidaqueyoveo2.blogspot.com.es/2013/01/slovo-o-polku-igoreve-cantar-de-las.html





Desde la batalla de Roncesvalles -agosto de 778- hasta que Turoldo puso por escrito la Chanson de Roland hacia 1090 pasaron tres siglos, tiempo de sobra para convertir a los vascones en musulmanes, crear un traidor, inventar que Carlomagno pudo conquistar toda España excepto Zaragoza, que está en lo alto de un monte y demás. Y si es cierto que Beowulf y Sigurd están inspirados en Arminio, tenemos más de mil años, así que lo de convertir a las legiones romanas en dragones no nos debe sorprender.

http://es.wikipedia.org/wiki/Arminio

miércoles, 12 de febrero de 2014

Relaciones léxicas IV: asociación

 Por asociación semántica -o campo asociativo- entendemos aquella relación entre palabras que refleja una relación real: causa/efecto, continente/contenido, problema/solución, acción/instrumento, acción/objeto, etc.

Desde el accidente anda cojeando.

No cortes el jamón con ese cuchillo.

Tengo cinco mil euros en el banco.

lunes, 10 de febrero de 2014

Relaciones léxicas III: hiperonimia y holonimia

 Las palabras de un campo semántico pueden relacionarse horizontalmente, pero siempre habrá una que, de un modo u otro las englobe. Azul, rojo, amarillo, blanco, negro son colores, cabeza, cuello, pecho, vientre, brazo, pierna  son partes del cuerpo.

 Cuando el campo semántico denota una clase compuesta de diversos individuos, éstos son hipónimos y el nombre de aquélla hiperónimo, pero si estamos ante una totalidad compuesta por partes, hablamos de holónimo y merónimos. Color y parte del cuerpo son hiperónimos, y cuerpo es holónimo.

 Aun habiéndose extinguido los dinosaurios, la clase de los reptiles sigue existiendo. Dinosaurio es por tanto un hipónimo y reptil un hiperónimo.













Si a un coche le quitamos el motor, ya no funciona.  Motor es por tanto un merónimo y coche un holónimo.

¿Veis la diferencia? La holonimia es una relación más estrecha, más cohesionada que la hiperonimia. En ésta hay un mayor grado de autonomía.