La vida que yo veo

Éste es el blog de Javier Pérez, profesor de Lengua y Literatura del IES "Pedro de Ursúa" de Mendillorri (Pamplona)

lunes, 10 de febrero de 2014

Relaciones léxicas III: hiperonimia y holonimia

 Las palabras de un campo semántico pueden relacionarse horizontalmente, pero siempre habrá una que, de un modo u otro las englobe. Azul, rojo, amarillo, blanco, negro son colores, cabeza, cuello, pecho, vientre, brazo, pierna  son partes del cuerpo.

 Cuando el campo semántico denota una clase compuesta de diversos individuos, éstos son hipónimos y el nombre de aquélla hiperónimo, pero si estamos ante una totalidad compuesta por partes, hablamos de holónimo y merónimos. Color y parte del cuerpo son hiperónimos, y cuerpo es holónimo.

 Aun habiéndose extinguido los dinosaurios, la clase de los reptiles sigue existiendo. Dinosaurio es por tanto un hipónimo y reptil un hiperónimo.













Si a un coche le quitamos el motor, ya no funciona.  Motor es por tanto un merónimo y coche un holónimo.

¿Veis la diferencia? La holonimia es una relación más estrecha, más cohesionada que la hiperonimia. En ésta hay un mayor grado de autonomía.