La vida que yo veo

Éste es el blog de Javier Pérez, profesor de Lengua y Literatura del IES "Pedro de Ursúa" de Mendillorri (Pamplona)

sábado, 4 de enero de 2014

Relaciones léxicas I: la familia

  La primera relación que podemos establecer entre palabras es la de familia, que podemos definir como un conjunto de palabras con una raíz común, o como el conjunto de una palabra primitiva y sus derivadas:

 MAR -marear, marino, marisma, marítimo

LEVE -alivio, elevar, levantar, llevar

CABO -acabar, cabeza

  Y muchos más ejemplos, pero nos encontramos con un problema doble. Que los derivados pueden perder el significado originario -o conservarlo si la palabra primitiva lo ha perdido- y que puede haber palabras de otras familias con un significado similar.

   Que caballero pertenece a la familia de caballo es evidente pero, ¿siguen siendo palabras relacionadas? Resulta que a quien monta a caballo ya no le llamamos caballero sino jinete, igual que a la hembra del caballo la llamamos yegua.  Encima el femenino de caballero es dama y el de jinete amazona. (1)












   Tenemos también el caso de chaqueta. Con chaquetilla y chaquetón no hay problema, pero nos sale chaquetero, cambiar de chaqueta, o chaqueta vuelta  y ya no es lo mismo. Añadamos que hay chaquetas con nombres de oficio: cazadora, guerrera, y hasta una chaqueta con nombre de mujer, rebeca. (2)



  En suma, el concepto de familia es genético pero no necesariamente semántico. Habrá que buscar otras relaciones entre las palabras.






(1) Por cierto, jinete es un arabismo, dama proviene del francés y amazona es un término griego de origen iranio. Buen ejemplo de lexicalización de préstamos.

(2) Por la película homónima de Alfred Hitchcock

No hay comentarios: