La vida que yo veo

Éste es el blog de Javier Pérez, profesor de Lengua y Literatura del IES "Pedro de Ursúa" de Mendillorri (Pamplona)

lunes, 28 de octubre de 2013

El narrador documentado

       Los hermanos Chica Salas mataron a Cayetano Gentile en 1951 y García Márquez publicó Crónica de una muerte anunciada en 1981: treinta años son mucho tiempo, y G.G.M. pudo reunirse con el mayor número posible de protagonistas y testigos de los hechos para tomar toda la información posible.
      Una novela en 1º persona tiene, normalmente, un único punto de vista; G.G.M. podía haber escrito la Crónica... en 3º persona con un narrador omnisciente, ya que sus investigaciones le daban información de sobra, pero prefirió hacerlo alternando 1º y 3ª  persona, poniéndose a sí mismo como hilo conductor, atribuyéndose una condición doble: narrador y personaje.
      No sé si este tipo de narrador tiene ya un nombre oficial; yo le llamo narrador documentado. La presencia de este narrador implica un lapso temporal más o menos largo desde los hechos hasta el momento de escribir, y establece una separación bastante nítida entre el tiempo de lo narrado y el tiempo del narrador.

domingo, 27 de octubre de 2013

La guerra del fuego

  La novela prehistórica es un subgénero joven, entre cuyas primeras muestras están dos novelas que, en mi modesta opinión, aún no han sido superadas: Antes de Adán (1907) de Jack London y La Guerra del Fuego (1911) de JH Rosny, de la que vamos a ver una parte del primer capítulo:


   A despecho de su fuerza, Faúhm perdió la esperanza. No confiaba ya en su estatura ni en sus enormes brazos; su ancho rostro, donde se arremolinaba el pelo hirsuto, y sus ojos amarillos como los del leopardo, mostraban un cansancio abrumador; examinaba las heridas que habían abierto en su carne la lanza y las flechas enemigas, y de vez en cuando se chupaba la sangre que todavía manaba de su antebrazo.
   Como todos los vencidos, evocaba el instante en que estuvo a punto de vencer. Los Ulhamr se precipitaban a la matanza; él, Faúhm, aplastaba cabezas bajo su maza. Estaba a punto de aniquilar a los hombres, arrebatar a las mujeres, matar el Fuego del enemigo, y cazar en nuevas llanuras y abundantes selvas. Pero, ¿qué había ocurrido? ¿Por qué los Ulhamr pasaron del furor al espanto? ¿Cómo fue que sus huesos fueron los que se quebraron, sus cuerpos los que perdieron las entrañas, sus pechos los que roncaron de agonía, mientras el enemigo, invadiendo el campamento, esparcía por el suelo los Fuegos Sagrados? Así se interrogaba el alma de Faúhm, lenta y espesa, encarnizándose en este recuerdo como la hiena en los muertos, no queriendo declararse vencida, ni menos enérgica, ni menos valerosa, ni menos feroz.

¿Qué se puede ver en clase a partir de este fragmento? 
 Podemos empezar por el narrador omnisciente -al fin y al cabo Rosny (1856 - 1940) es un epígono del Realismo-, que abre y cierra el fragmento con los sentimientos del protagonista.

 El tiempo es lineal, pero el narrador aprovecha el fluir de la conciencia del personaje para saltar en el tiempo, contándonos el momento anterior.

 El primer recurso literario que vemos es la antítesis, reforzada a principios del 2º párrafo por el sustantivo vencidos y el verbo vencer . Luego dos ejemplos de símil, ambos animalizadores. El segundo es especialmente interesante: las cicatrices metafóricas del recuerdo se comparan con las cicatrices reales que dejan los dientes de la hiena -la fiera con la mordedura más poderosa- en los cadáveres. La adjetivación es rica en las partes descriptivas -enormes, ancho, hirsuto, abrumador, lenta y espesa, enérgica, feroz vencida- pero escasea en la narración. Vemos también algunas enumeraciones: la de partes del cuerpo de los personajes al acabar la narración y la de adjetivos al final.

 Este texto sirve también para ver diferencias entre el lenguaje literario y el cinematográfico, pues tras leerlo les pido a los alumnos que imaginen a los personajes, y a continuación vemos el principio de la película basada en la novela.
**************************************************************************** 

http://es.wikipedia.org/wiki/La_guerre_du_feu

 http://www.reeditor.com/columna/6609/19/literatura/antes/adan/before/adam/jack/london

sábado, 26 de octubre de 2013

Oda al caldillo de congrio

Este poema de Neruda es uno de mis textos favoritos, lo he usado durante años desde 1º de la ESO hasta 2º de Bachillerato:

 http://www.neruda.uchile.cl/obra/obraodaselementales2.html

Lo primero que hago es mandarles escribir la receta, partiendo de los ingredientes y los pasos que enumera el poema, e inventando las cantidades. Una vez escrita la receta, les digo que la mayor parte de lo que han eliminado es función poética.

No hay duda de que este texto, dentro de su aparente sencillez, esconde una gran variedad de recursos literarios como son la metáfora (el congrio/gigante anguila/ de nevada carne; ese marfil precioso; el racimo del mar; las esencias de Chile), el oxímoron (fragancia iracunda), la adjetivación (caldillo grávido y suculento; regios camarones) el símil (su piel manchada cede/ como un guante; dejar caer la crema/ como una rosa espesa), la personificación (recién casados), la apelación al tú poético (recoges ajos) y, muy especialmente, los últimos versos:

...y a la mesa
lleguen recién casados
los sabores
del mar y de la tierra
para que en ese plato
tú conozcas el cielo.

Empezamos con la personificación -recién casados-, que nos permite contextualizar el texto, explicando que las últimas obras de Neruda están dedicadas a su segunda esposa, Matilde Urrutia. La boda de los sabores refleja pues la del yo y el tú líricos.
Viene a continuación una asociación semántica de tres términos: mar, tierra, cielo. ¿A qué intención responde esta enumeración de las partes del mundo? La complementariedad mar/tierra refleja, como he dicho, la del yo y el tú líricos, pero además nos lleva, a través de la referencia a éste, a una metáfora, pues el cielo ya no es una parte del mundo, sino el placer supremo.

En Creación Literaria de 1º de la ESO suelo mandarles escribir una receta en verso, con resultados tan graciosos como éste:

Para esta tarta tan rica
se necesitan fresones;
míralos con atención,
que parecen corazones.
Ya dado el primer paso
no olvides los requesones:
han de estar bien triturados
junto con los corazones.
Y para que esta receta
avance con alegría
calientas la gelatina
disuelta al baño María.


(La rima les es fácil, pues vemos muchas listas de palabras, pero en la medida les tengo que orientar.)

En 2º de Bachillerato sirve de introducción a los textos instructivos, y de refuerzo del concepto de deixis personal, mientras que en 1º lo suelo poner de acompañamiento a la lectura de Como agua para chocolate, para que vean lo fructífera que puede ser la combinación de gastronomía  y erotismo. Por cierto, una pequeña cuestión gramatical: el verso lleven a la cocina/ el congrio desollado permite hablar del uso de ustedes en América frente al de vosotros en la mayor parte de España.

Y en general, en cualquier curso viene bien para ver las diferencias entre función referencial y función poética, y cómo se puede escribir poesía de cualquier tema, hasta de una receta de cocina.

En suma, un texto tan sabroso como el plato que describe.

viernes, 25 de octubre de 2013

El criado del rico mercader

 Una de las primeras veces que puse en clase este texto de Jean Cocteau popularizado por Bernardo Atxaga, una alumna dijo que lo había leído en todos los cursos, desde 1º de la ESO, lo cual no me extrañó, pues pocos relatos breves hay que den tanto juego:

http://ficus.pntic.mec.es/~jmas0085/atxaga.htm

 Íbamos a leer Crónica de una muerte anunciada y pensé que este relato ilustraba a la perfección el tema de la inevitabilidad del destino, de cómo quien quiere evitarlo en realidad lo precipita. Por la misma razón lo he puesto en Literatura Universal de 4º como introducción al mito de Edipo: en ambas historias el personaje se dirige, huyendo del destino, al lugar donde éste ha de cumplirse.
 En esta misma asignatura puede usarse para ejemplificar el concepto de microrrelato, junto con La casa de Asterión o Continuidad de los parques:


http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/esp/borges/casade.htm

http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/esp/cortazar/continuidad_de_los_parques.htm

En Creación Literaria de 1º de la ESO he aprovechado este texto para varias actividades:

a) Imaginar una posible continuación.
b) Elaborar un cómic. Así de paso muestran sus habilidades con el dibujo, excelentes en algunos casos.
c) Convertir el texto narrativo en dramático, sustituyendo el discurso del narrador por acotaciones que
    describan el espacio y orienten sobre los personajes.
d) Reescribir el texto desde la perspectiva de un personaje. Aquí deben sustituir al narrador externo y
    omnisciente por uno interno que, evidentemente, sólo puede contar lo que ve. Pero esto para ellos no
    es tan evidente, pues no es raro que cuenten el relato entero, limitándose a cambiar la persona
    narrativa.
e) Tratar algunas cuestiones estructurales, como el concepto de narrador omnisciente, o el tiempo de mitos, leyendas y cuentos. (Por ejemplo, cómo el sintagma Érase una vez sitúa al receptor en un tiempo remoto e impreciso.)

martes, 22 de octubre de 2013

Sobre una discusión


En este blog hablo mucho de lo que he leído, pero hoy quería hablar también de algo que no he leído.

No he leído a Nietzsche, pero hace unos años un amigo que lo estaba leyendo me comentó que la interpretación fascista del Superhombre es falsa, que el Superhombre en realidad es el hombre hiperexigente consigo mismo.
Tampoco he leído a Ortega y Gasset, pero hace ya muchos años alguien me dijo que cuando habla de la masa alude a la gente que no se autoexige.
Y tampoco he leído a Kant, pero siempre he tenido claro que el concepto de moral autónoma no tiene que ver con hacer lo que a uno le dé la gana, sino con tener el suficiente grado de madurez para saber qué está bien y qué está mal.

Viene esto a cuento de una discusión que he tenido estos días con un alumno de 3º de la ESO que presume de ser anarquista, pero le cuesta entender que no se es más libre por el hecho de prescindir de normas, y que la persona que hace lo que le da la gana no sólo no es libre sino que puede -y suele- ser la víctima más fácil del sistema. Por lo menos, en su favor hay que decir que habla educadamente y escucha.

miércoles, 9 de octubre de 2013

El Barroco: la dualidad


 En el Barroco se adquiere plena conciencia de que no podemos conocer la realidad sino la imagen que, por la razón o por los sentidos, tenemos de ella. Por eso uno de los grandes rasgos de la literatura barroca será el contraste entre apariencia y realidad, presente desde los diálogos de Don Quijote y Sancho hasta la locura fingida de Hamlet, pasando por la hipocresía de Tartufo o el vacío que se esconde bajo la fachada seductora de Don Juan.

 No será la única dicotomía barroca. Galileo demuestra que la Tierra no es el centro del Universo, y los descubrimientos geográficos que Europa no es el único continente civilizado. El interés por conocer otras culturas crece, y fomenta una cierta mentalidad relativista, cuyo principal reflejo literario será, ya en el S. XVIII, Los viajes de Gulliver. (Ya Montaigne había anticipado esta idea en su ensayo sobre los caníbales.)

 La idea del derecho divino de los reyes, que culminará en Francia con Luis XIV, sufre en Inglaterra dos duros golpes: uno fáctico, con la ejecución de Carlos I, y otro teórico, con la publicación de Leviathan, de Thomas Hobbes. Una nueva idea, el contrato social, alcanzará gran relevancia en el siglo siguiente, precisamente en Francia.

 La Paz de Westfalia supondrá un paso de gigante. Lejos todavía de establecer la libertad religiosa como un derecho inalienable, reconoce al menos que hay diversas religiones y concede al poder civil lo que hasta entonces era prerrogativa eclesiástica. Lo absoluto -igualdad de derechos- junto a lo relativo -la diversidad religiosa.

 En suma, si la poesía barroca es tan abundante en paradojas, antítesis, oximorones, quiasmos, etc. no es por capricho, sino porque el poeta barroco es consciente de que la realidad de su tiempo no se puede expresar de otra forma.

 http://lavidaqueyoveo2.blogspot.com.es/2013/01/poesia-y-mente.html

martes, 8 de octubre de 2013

Parejas (V)


     Utopía (Tomás Moro)/El príncipe (Maquiavelo)

 Las dos cumbres del pensamiento político renacentista. Se repite la oposición que veíamos entre el utópico y el empírico. A ratos la utopía moreana nos resultará totalitaria, pero no deja de tener ideas aprovechables, como el reparto del trabajo. Y tanto si estamos como si no de acuerdo con la razón de estado maquiavélica, debemos reconocer que es un buen analista, que sabe ver tanto la fuerza y la debilidad de cada régimen, como los defectos y virtudes de cada personaje.


lunes, 7 de octubre de 2013

El Barroco: marco histórico y cultural

Decíamos que el Barroco es la época de grandes avances en ciencias, derecho, filosofía... Veamos algunas fechas esenciales:

1609: Galileo construye su primer telescopio

1618: empieza la Guerra de los Treinta Años, la más sangrienta de la historia moderna de Europa

1625: Hugo Grocio publica Sobre el derecho de tierra y mar

1632: nace John Locke

1637: Descartes publica El discurso del método

1639: los rusos llegan a la costa del Pacífico

1642: Muere Galileo y nace Isaac Newton

1643: sube al trono Luis XIV

1645: muere Hugo Grocio

1646: nace Leibniz

1647: batalla de Rocroi, fin del poderío español en Europa

1648: acaba la Guerra de los Treinta Años; el Tratado de Westfalia establece el principio eius regio, 
           cuius religio

1649:  ejecución de Carlos I de Inglaterra; Oliver Cromwell se proclama Lord protector

1650: muere Descartes en la corte de Cristina de Suecia



1651: Thomas Hobbes publica Leviathan

1658:  muere Cromwell, abriendo paso a la restauración monárquica en Inglaterra

1679: muere Hobbes

Completa este esquema cronológico con las fechas de nacimiento y muerte de los tres autores citados en el anterior artículo, y de éstos: Miguel de Cervantes, Christopher Marlowe, Pierre Corneille, Hans Jakob von Grimmelshausen, Jean Racine, Daniel Defoe y Jonathan Swift. Puedes añadir las fechas de nacimiento de Galileo, Grocio y Hobbes.

sábado, 5 de octubre de 2013

Periodización

En la historia literaria podemos establecer, a grandes rasgos, los mismos periodos que en la historia general:

A) Época Arcaica: desde los orígenes hasta el S. VI a. Xp

B) Antigüedad Clásica: desde el S. VI a. Xp hasta el año 476 d. Xp

C) Edad Media: desde el 476 hasta el 1453 ó 1492

D) Edad Moderna: desde 1492 hasta 1789

E) Edad Contemporánea: desde 1789 hasta nuestros días

 La Época Arcaica es la era del dominio de la literatura oral y anónima, aunque a medida que nos acercamos a los tiempos clásicos se van escribiendo numerosas obras: El Libro de los muertos, la Epopeya de Gilgamés, varias historias bíblicas, la Iliada y la Odisea, los Vedas, el Mahabharata y el Ramayana, y van surgiendo autores conocidos: Homero, Hesiodo, Safo, Arquíloco, Valmiki...

 En la Antigüedad Clásica tenemos a los primeros autores dramáticos: Esquilo, Sófocles, Eurípides  y Aristófanes en Grecia, Plauto y Terencio en Roma, así como a muchos líricos y épicos: Horacio, Ovidio, Virgilio, Catulo, Lucrecio, Apolodoro y satíricos, como Marcial y Juvenal.

 En la Alta Edad Media la mayoría de lo que se escriba será anónimo y dominará el género épico, con rasgos estructurales comunes en toda Europa: el Cantar de Mio Cid en España, la Canción de Roldán en Francia, Beowulf en Inglaterra, el Cantar de las huestes de Ígor en Rusia, el Libro de los reyes en Persia, etc. En general, los autores conocidos serán más frecuentes en el mundo islámico: Wallada, Ferdawsí, Omar Xayyam... En el mundo cristiano habrá que esperar a los Ss. XII y XIII para ir superando el anonimato: Snorri Sturluson, Marco Polo, Dante, Don Juan Manuel, Santiago de la Vorágine...


martes, 1 de octubre de 2013

El teatro barroco

El Barroco es una época de grandes avances en campos como la filosofía, la ciencia, el derecho y, por supuesto, la literatura. Superados los convencionalismos renacentistas, la mente humana pasa a primer plano:


http://lavidaqueyoveo2.blogspot.com.es/2013/01/poesia-y-mente.html

Entre 1580 y 1620 surgen cuatro personajes sin los que no se entiende la literatura europea: Don Quijote, Don Juan, Fausto y Hamlet. Uno pertenece a la narrativa y tres a la dramática, lo que no es casual, pues el Barroco conocerá un renacer del teatro como medio ideal de mostrar conflictos tanto individuales como sociales.


 http://es.wikipedia.org/wiki/Don_Quijote_de_la_Mancha

 http://es.wikipedia.org/wiki/Don_Juan

 http://es.wikipedia.org/wiki/Fausto

 http://es.wikipedia.org/wiki/Hamlet

 Estos cuatro alcanzarán una relevancia similar a la de Edipo, Medea, Odiseo, y otros grandes de la literatura clásica.


A su vez, hay tres autores notables: en España Lope de Vega, creador del teatro nacional, en Francia Molière, considerado el mejor comediógrafo de todos los tiempos, y en Inglaterra Shakespeare, iniciador de la tragedia moderna.

http://es.wikipedia.org/wiki/Lope_de_Vega


http://es.wikipedia.org/wiki/Moli%C3%A8re


http://es.wikipedia.org/wiki/William_Shakespeare