La vida que yo veo

Éste es el blog de Javier Pérez, profesor de Lengua y Literatura del IES "Pedro de Ursúa" de Mendillorri (Pamplona)

martes, 26 de noviembre de 2013

Locus amoenus

Es decir, lugar agradable. Por lo general es un claro de bosque, donde entra suavemente la luz solar y la sombra no es fría, donde se escucha el canto de los pájaros y el murmullo del agua. En suma, una naturaleza convencional e idealizada.
Este tópico es propio de una cultura urbana, que mira a la naturaleza con nostalgia; no encaja en una cultura rural, en la que el bosque es refugio de malhechores y fieras.  Por otra parte, este paisaje, al ser húmedo y umbrío, es la antítesis de lo que suele ser el paisaje mediterráneo. Así vemos como la literatura afirma el mundo en el que ha sido escrita, incluso -y sobre todo- cuando lo niega.
La frecuencia de este tópico en la lírica meridional puede relacionarse con la apetencia de los europeos nórdicos de ir de vacaciones al sur.

No hay comentarios: