La vida que yo veo

Éste es el blog de Javier Pérez, profesor de Lengua y Literatura del IES "Pedro de Ursúa" de Mendillorri (Pamplona)

miércoles, 13 de noviembre de 2013

La confesión de Don Juan

 
 Este relato del escritor checo Karel Capek (1890 - 1938) es interesante por varios motivos.

 http://www.lecturalia.com/autor/3629/karel-capek

http://www.iberlibro.com/confesi%C3%B3n-Don-Juan-Capek-Karel/11177353416/bd



Para empezar, nos muestra hasta dónde ha llegado la fama de Don Juan, un buen ejemplo de que los grandes personajes literarios son patrimonio de la humanidad. Y por lo tanto, son susceptibles de muchas interpretaciones, tantas como lectores.

Además, este autor nos presenta un Don Juan incapaz de amar, obsesionado no tanto por seducir a las mujeres como por demostrarse a sí mismo que es digno de ser amado por ellas. Dos años antes que Gregorio Marañón, Capek nos muestra el vacío que hay bajo la apariencia seductora de Don Juan.

http://es.wikipedia.org/wiki/Gregorio_Mara%C3%B1%C3%B3n

http://www.yopoeta.com/2011/03/resumen-don-juan-y-el-donjuanismo-de.html

Pero además, este relato es interesante estructuralmente. El narrador habla poco, limitándose a introducir a los personajes, y dejando que éstos lleven el peso del discurso, lo que acerca el texto al modo dramático. Y es Don Juan, herido en un duelo, el que menos habla, de modo que es caracterizado en ausencia.
El narrador apenas habla sobre Don Juan, habla primero el médico que le atiende y luego los dos sacerdotes que le confiesan. Así conocemos a Don Juan por lo que otros dicen de él, pero al mismo tiempo, aunque los sacerdotes no hablen de sí mismos, conocemos su carácter por lo que dicen de Don Juan.

Este texto pertenece a un libro titulado Apócrifos, colección de relatos ambientados en diversos momentos, desde la Prehistoria y los tiempos míticos -bíblicos y griegos-, hasta la época de Napoleón, y protagonizados por diversos personajes históricos y literarios.

 http://www.lecturalia.com/libro/25290/apocrifos

Es un libro muy recomendable.

No hay comentarios: