La vida que yo veo

Éste es el blog de Javier Pérez, profesor de Lengua y Literatura del IES "Pedro de Ursúa" de Mendillorri (Pamplona)

domingo, 27 de octubre de 2013

La guerra del fuego

  La novela prehistórica es un subgénero joven, entre cuyas primeras muestras están dos novelas que, en mi modesta opinión, aún no han sido superadas: Antes de Adán (1907) de Jack London y La Guerra del Fuego (1911) de JH Rosny, de la que vamos a ver una parte del primer capítulo:


   A despecho de su fuerza, Faúhm perdió la esperanza. No confiaba ya en su estatura ni en sus enormes brazos; su ancho rostro, donde se arremolinaba el pelo hirsuto, y sus ojos amarillos como los del leopardo, mostraban un cansancio abrumador; examinaba las heridas que habían abierto en su carne la lanza y las flechas enemigas, y de vez en cuando se chupaba la sangre que todavía manaba de su antebrazo.
   Como todos los vencidos, evocaba el instante en que estuvo a punto de vencer. Los Ulhamr se precipitaban a la matanza; él, Faúhm, aplastaba cabezas bajo su maza. Estaba a punto de aniquilar a los hombres, arrebatar a las mujeres, matar el Fuego del enemigo, y cazar en nuevas llanuras y abundantes selvas. Pero, ¿qué había ocurrido? ¿Por qué los Ulhamr pasaron del furor al espanto? ¿Cómo fue que sus huesos fueron los que se quebraron, sus cuerpos los que perdieron las entrañas, sus pechos los que roncaron de agonía, mientras el enemigo, invadiendo el campamento, esparcía por el suelo los Fuegos Sagrados? Así se interrogaba el alma de Faúhm, lenta y espesa, encarnizándose en este recuerdo como la hiena en los muertos, no queriendo declararse vencida, ni menos enérgica, ni menos valerosa, ni menos feroz.

¿Qué se puede ver en clase a partir de este fragmento? 
 Podemos empezar por el narrador omnisciente -al fin y al cabo Rosny (1856 - 1940) es un epígono del Realismo-, que abre y cierra el fragmento con los sentimientos del protagonista.

 El tiempo es lineal, pero el narrador aprovecha el fluir de la conciencia del personaje para saltar en el tiempo, contándonos el momento anterior.

 El primer recurso literario que vemos es la antítesis, reforzada a principios del 2º párrafo por el sustantivo vencidos y el verbo vencer . Luego dos ejemplos de símil, ambos animalizadores. El segundo es especialmente interesante: las cicatrices metafóricas del recuerdo se comparan con las cicatrices reales que dejan los dientes de la hiena -la fiera con la mordedura más poderosa- en los cadáveres. La adjetivación es rica en las partes descriptivas -enormes, ancho, hirsuto, abrumador, lenta y espesa, enérgica, feroz vencida- pero escasea en la narración. Vemos también algunas enumeraciones: la de partes del cuerpo de los personajes al acabar la narración y la de adjetivos al final.

 Este texto sirve también para ver diferencias entre el lenguaje literario y el cinematográfico, pues tras leerlo les pido a los alumnos que imaginen a los personajes, y a continuación vemos el principio de la película basada en la novela.
**************************************************************************** 

http://es.wikipedia.org/wiki/La_guerre_du_feu

 http://www.reeditor.com/columna/6609/19/literatura/antes/adan/before/adam/jack/london

No hay comentarios: