La vida que yo veo

Éste es el blog de Javier Pérez, profesor de Lengua y Literatura del IES "Pedro de Ursúa" de Mendillorri (Pamplona)

domingo, 13 de enero de 2013

LA COMPENSACIÓN DE LA NUTRIA

SOBRE LA Saga de los Volsungos


El principio de esta historia, una de las más trágicas de toda la literatura medieval, nos lo cuenta Snorri Sturluson en el segundo libro de la Edda con el pretexto, como en otras historias del mismo libro, de explicar un kenning. (Metáfora típica de la poesía escandinava.)
 

SKALDSKAPARMAL, VI

¿Cuál es la causa de que se llame al oro compensación de la nutria?

Se dice que cuando los Ases, Odín y Loki y Haenir, fueron a explorar todos los mundos, llegaron a un río y fueron siguiéndolo hasta una cascada, y junto a la cascada había una nutria que había cogido un salmón y se lo comía con los ojos cerrados.
Entonces Loki cogió una piedra y la lanzó contra la cabeza de la nutria. Loki se jactó de haber cazado de un solo golpe una nutria y un salmón. Cogieron entonces al salmón y a la nutria y los llevaron consigo; y llegaron a una alquería,  y entraron. Y el que allí vivía se llama Hreidmar; era muy importante, y un gran jefe. Los Ases pidieron que los albergara allí esa noche, y dijeron que llevaban consigo comida suficiente, y enseñaron al hombre sus piezas. Y cuando Hreidmar vio la nutria llamó a sus hijos, Fáfnir y Regin, y dice que Nutria, su hermano, había sido muerto, y también quiénes lo habían hecho. Van ahora padre e hijos hacia los Ases y les cogen las manos y les atan y dicen que la nutria era hijo de Hreidmar. Los Ases ofrecen un rescate por sus vidas, tanto dinero como el mismo Hreidmar señalara, así se reconciliaron y lo afianzaron con juramentos. Entonces despellejaron a la nutria, Hreidmar cogió la piel y dijo que habrían de llenarla con oro rojo y luego cubrirla por completo. Y ésa sería su compensación. Entonces Odín envió a Loki al mundo de los Elfos negros, y llegó a casa del enano que se llamaba Andvari, era un pez en el agua, y Loki le cogió con las manos y le impuso como rescate por su vida todo el oro que teníe en su casa de roca. Y cuando entran en la casa de roca el enano presentó todo el oro que tenía y que era muchísimo dinero. Entonces el enano esconde rápidamente en la mano un pequeño brazalete; Loki lo vio y le ordenó dejarlo. El enano le pidió que no le quitara el brazalete pero Loki le dijo que no le había de quedar nada, le quitó el brazalete y salió, pero el enano dijo que el brazalete causaría la muerte de quien lo poseyera. Loki respondió que le parecía bien.
 Se marchó y llegó a casa de Hreidmar y le mostró el oro a Odín. Y cuando éste vio el brazalete, le pareció bello y lo apartó del dinero y le pagó a Hreidmar con el oro que llenó la piel de la nutria lo más que pudo, y la levantó cuando estuvo llena. Fue entonces Odín a cubrir la piel con oro, y entonces le dijo a Hreidmar que viera si la piel estaba toda cubierta. Hreidmar miró y observó atentamente, y vio un pelo del bigote descubierto y mandó que lo cubrieran pues de ningún otro modo se reconciliarían. Entonces Odín sacó el brazalete y tapó el pelo del bigote  y dijo que habían pagado la compensación de la nutria. Y cuando Odín había cogido su lanza y Loki sus zapatos y ya no tenían nada que temer, entonces dijo Loki que se haría lo que Andvari había dicho, que ese brazalete y ese oro serían la muerte de quien los poseyera. Y así sucedió. Ahora se dice de todo el oro que se llama compensación de la nutria o pago de los Ases, o metal precioso de la discordia.

STURLUSON, Snorri: Edda

*****************************************************************************

Siete siglos después, Jorge Luis Borges  (1899 - 1986) nos cuenta lo siguiente:


Hasta fines de junio me distrajo la tarea de componer un relato fantástico. Éste encierra dos o tres perífrasis enigmáticas -en lugar de sangre pone agua de la espada; en lugar de oro, lecho de la serpiente- y está escrito en primera persona. El narrador es un asceta que ha renunciado al trato de los hombres  y vive en una suerte de páramo. (Gnitaheidr es el nombre de ese lugar.) Dado el candor y la sencillez de su vida, hay quienes lo juzgan un ángel; ello es una piadosa exageración, porque no hay hombre que esté libre de culpa. Sin ir más lejos, él mismo ha degollado a su padre; bien es verdad que éste era un famoso hechicero que se había apoderado, por artes mágicas, de un tesoro infinito. Resguardar el tesoro de la insana codicia de los humanos es la misión a la que se ha consagrado; día y noche vela sobre él. Pronto, quizá demasiado pronto, esa vigilia tendrá fin: las estrellas le han dicho que ya se ha forjado la espada que la tronchará para siempre. (Gram es el nombre de esa espada.) En un estilo cada vez más tortuoso, pondera el brillo y la flexibilidad de su cuerpo; en algún párrafo habla distraídamente de escamas; en otro dice que el tesoro que guarda es de oro fulgurante y de anillos rojos. Al final entendemos que el asceta es la serpiente Fafnir y el tesoro en que yace, el de los Nibelungos. La aparición de Sigurd corta bruscamente la historia.

BORGES, Jorge Luis: El Zahir

****************************************************************************** 

 Tras matar a Fáfnir y apoderarse de su tesoro, Sigurd despierta a Brynhild, a la que Odín había pinchado con la espina del sueño por conceder la victoria a un guerrero distinto del que él había elegido.