La vida que yo veo

Éste es el blog de Javier Pérez, profesor de Lengua y Literatura del IES "Pedro de Ursúa" de Mendillorri (Pamplona)

martes, 10 de diciembre de 2013

Juan Luis Arsuaga

 Codirector de las excavaciones de Atapuerca, donde hace casi veinte años aparecieron los primeros fósiles de la especie Homo antecessor, ha escrito numerosos libros sobre estos descubrimientos, y sobre la evolución humana en general.

 Además de un descubridor es un magnífico divulgador, lo que hace sus libros doblemente interesantes, por el mensaje que transmiten y por la forma en que están escritos.

Algunos de ellos:

La especie elegida y El collar del neandertal: no se limitan a contar los descubrimientos de Atapuerca -que ya es motivo de sobra para leerlos- sino que reinterpretan la evolución humana a raíz de dichos descubrimientos. Del segundo ya conocéis un texto.

Los aborígenes: el papel de la alimentación en la evolución humana. De él extraje el texto sobre la obesidad, y hay otro interesante fragmento que veremos en primavera, en la fecha adecuada. 

Es un autor ideal para trabajar los textos científicos divulgativos, pues la mayor parte de los que pongo en clase de este tipo son suyos. Ahora bien, deformación profesional aparte, sus libros son muy recomendables, pues no sólo contienen muchos datos de interés, sino también reflexiones -no menos interesantes- sobre el pasado, el presente y el futuro de la Humanidad.

martes, 26 de noviembre de 2013

Locus amoenus

Es decir, lugar agradable. Por lo general es un claro de bosque, donde entra suavemente la luz solar y la sombra no es fría, donde se escucha el canto de los pájaros y el murmullo del agua. En suma, una naturaleza convencional e idealizada.
Este tópico es propio de una cultura urbana, que mira a la naturaleza con nostalgia; no encaja en una cultura rural, en la que el bosque es refugio de malhechores y fieras.  Por otra parte, este paisaje, al ser húmedo y umbrío, es la antítesis de lo que suele ser el paisaje mediterráneo. Así vemos como la literatura afirma el mundo en el que ha sido escrita, incluso -y sobre todo- cuando lo niega.
La frecuencia de este tópico en la lírica meridional puede relacionarse con la apetencia de los europeos nórdicos de ir de vacaciones al sur.

domingo, 24 de noviembre de 2013

Tiempos del texto narrativo

Podemos distinguir tres:

-tiempo de lo narrado
-tiempo de la narración
-tiempo del narrador


 El primero es la situación y duración de los hechos. Hay narraciones ultrabreves, a las que solemos llamar minicuentos  o bien microrrelatos:

 Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí.

(Augusto Monterroso)


Y en el otro extremo hay narraciones que abarcan siglos, las novelas río. El ejemplo más famoso es Cien años de soledad, pero también podemos citar La buena tierra, de Pearl S. Buck.

 Pero no siempre el tiempo interno se corresponde con el tiempo externo. Así, en las novelas de Virginia Woolf -Orlando, Al faro- hay elipsis larguísimas, y páginas enteras para contar un momento, lo que hace que el acceso a esta escritora no resulte fácil.

 El tiempo de la narración es la estructura cronológica, que puede ser lineal o no. Si no lo es, empleamos un término latino -in medias res- y un término inglés -flash back- que se complementan, pues el primero hace referencia al comienzo en un momento intermedio del relato y el segundo a la vuelta al pasado. Hay también dos términos griegos: analepsis, si el salto es hacia el pasado, y prolepsis, si es hacia el futuro.

 El tiempo del narrador no es especialmente frecuente. De él ya hemos hablado a propósito de Crónica de una muerte anunciada:

 http://lavidaqueyoveo2.blogspot.com.es/2013/10/el-narrador-documentado.html

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Ejemplos del cuento literario

 Entre los iniciadores de este género podemos nombrar a Edgar Allan Poe (1809 - 1849) y a Guy de Maupassant (1850 - 1893):

http://es.wikipedia.org/wiki/Edgar_Allan_Poe

http://es.wikipedia.org/wiki/Guy_de_Maupassant

En el S. XX ha habido numerosos autores de cuentos en Hispanomérica, de los que se puede destacar a dos argentinos, Jorge Luis Borges (1899 - 1986) y Julio Cortázar (1914 - 1984), y una uruguaya, Cristina Peri Rossi (1941-...)

http://es.wikipedia.org/wiki/Jorge_Luis_Borges

http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/esp/borges/jlb.htm

**********************************************************************************
http://es.wikipedia.org/wiki/Julio_Cort%C3%A1zar

http://www.clubcultura.com/clubliteratura/clubescritores/cortazar/

************************************************************************************
http://es.wikipedia.org/wiki/Cristina_Peri_Rossi

http://www.cristinaperirossi.es/

********************************************************************************** 

En España están Carmen Martín Gaite (1925 - 2000), José María Merino (1941-...), Marina Mayoral (1941-...), Luis Mateo Díez (1942 - ...), Juan José Millás (1946-...), Laura Espido Freire (1974-...)...

es.wikipedia.org/wiki/Carmen_Martín_Gaite

http://es.wikipedia.org/wiki/Luis_Mateo_D%C3%ADez

********************************************************************************* 

Vamos a ver dos relatos de Borges y Cortázar, La casa de Asterión  y Continuidad de los parques, respectivamente:  

 http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/esp/borges/la_casa_de_asterion.htm 

http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/esp/cortazar/continuidad_de_los_parques.htm
 

martes, 19 de noviembre de 2013

Más sobre el narrador

Podéis consultar este enlace al blog de Rosa Moreno, profesora de Lengua y Literatura en Consuegra (Toledo), y comparar lo que dice ella con lo que os he explicado yo:


http://rosamorenolengua.blogspot.com.es/2013/11/tipos-de-narrador.html

¿Hay muchas diferencias?

lunes, 18 de noviembre de 2013

Sobre la literatura germánica

  Jorge Luis Borges y Enrique Bernárdez coinciden en afirmar que la mejor literatura europea medieval es la germánica, y ello, sobre todo,  por dos motivos. El primero porque no es moralizante, no es dualista, en lugar de proponer modelos presenta realidades. Los personajes son complejos, tienen sus luces y sus sombras, y ni los buenos ganan ni los malos pierden. Borges hace ver que los escandinavos no sólo descubrieron América cinco siglos antes que Colón, sino que también inventaron la novela cinco siglos antes que Cervantes, pues la variedad de caracteres, tan típica de las sagas, es la base de la novela.

  ¿Significa eso que estamos ante una literatura moralmente indiferente? De ninguna manera, la realidad será como sea, pero el personaje mantiene su código y sus valores ante el éxito y ante la adversidad. Observa Régis Boyer que la ética vikinga no se basaba necesariamente en el valor sino en la palabra, que Loki, el dios del mal, no era mal visto tanto por ser maligno como por no tener palabra.

 El segundo motivo es el tipo de narrador de esta literatura, siempre observador, nunca omnisciente. Nos muestra a los personajes y sus hechos, pero nada nos dice de lo que pasa por su mente. Eso debe deducirlo el lector, que de ese modo se convierte en cómplice.

 Una paradoja: el más germanizado de los países latinos es, desde luego, Francia, pero resulta que tanto el Cantar de Mio Cid como el Cantar de los siete infantes de Lara son, curiosamente, obras mucho más germánicas que la Chanson de Roland.

domingo, 17 de noviembre de 2013

A la ribera del Duero

En el primer artículo de este mes, decía que ciertas reflexiones sobre la Literatura y sus implicaciones me habían venido a la mente en tierras sorianas, concretamente a orillas del Duero. ¿Qué tendrá esta provincia en general, y su capital y el río en particular para inspirar tanto?

http://lavidaqueyoveo2.blogspot.com.es/2013/11/moralidad-y-reflexiones.html

Ya cité a Bécquer y Machado en una entrada anterior:

http://lavidaqueyoveo2.blogspot.com.es/2013/01/cual-es-el-arbol-mas-tipico-de-los.html

También Gerardo Diego, quizás el más polifacético de los poetas del 27, nos dejó su excelente Romance del Duero:

http://www.poesi.as/gd10091.htm

Y no podemos dejar de escuchar a uno de los mejores grupos musicales de los 80, Gabinete Caligari:

http://www.youtube.com/watch?v=oQk3IdJGWKI 

Tanto el romance como la canción pueden venir muy bien como introducción a Machado. Quizás lo mejor del romance sea la 5ª estrofa, que puede relacionarse con Heráclito y Jorge Manrique.

sábado, 16 de noviembre de 2013

Teo-, aristo- y democracia

 En su libro más famoso, El canon occidental, Harold Bloom nos dice que Giambattista Vico distinguía tres periodos en la historia de la literatura: teocrático, aristocrático y democrático, según que los protagonistas fueran los dioses, los héroes o la gente corriente.
  En el caso de la narrativa este criterio es fácil de aplicar: el mito, el poema épico y la novela. Con la dramática es un poco más difícil, pues en principio parece claro que la tragedia es teocrática y la comedia democrática, ¿dónde ponemos al drama?
  Además, aunque la tragedia clásica sea teocrática, en la tragedia moderna, iniciada por Shakespeare, el personaje ya no lucha contra los dioses ni contra el Hado, sino contra sí mismo.
  ¿Se puede aplicar este criterio a la lírica?

  Por otra parte, hay que ver las obras concretas. Por ejemplo, en la Odisea, los protagonistas son dioses y nobles, pero tienen las preocupaciones de la gente corriente: Odiseo es un rey que tiene trato con los dioses, pero lo que quiere es volver a su casa y reencontrar a su mujer, su hijo, su padre, sus sirvientes... Y Calipso puede ser una de las diosas más bellas pero en el fondo es una mujer sola que quiere tener un hombre a su lado.

 En suma, es un criterio que no se debe desechar a la ligera, pero tampoco debe aplicarse de forma excluyente.

viernes, 15 de noviembre de 2013

Definición y estructura del texto narrativo

Texto narrativo es aquél en el que alguien cuenta unos hechos realizados por -u ocurridos a- unos personajes en un tiempo y un espacio.

Esta definición nos da los cinco elementos básicos en la estructura de los textos narrativos:

-narrador
-tiempo
-personajes
-espacio
-hechos

Al enumerarlos he alterado el orden, pues la progresión temporal es esencial a la narración.

miércoles, 13 de noviembre de 2013

La confesión de Don Juan

 
 Este relato del escritor checo Karel Capek (1890 - 1938) es interesante por varios motivos.

 http://www.lecturalia.com/autor/3629/karel-capek

http://www.iberlibro.com/confesi%C3%B3n-Don-Juan-Capek-Karel/11177353416/bd



Para empezar, nos muestra hasta dónde ha llegado la fama de Don Juan, un buen ejemplo de que los grandes personajes literarios son patrimonio de la humanidad. Y por lo tanto, son susceptibles de muchas interpretaciones, tantas como lectores.

Además, este autor nos presenta un Don Juan incapaz de amar, obsesionado no tanto por seducir a las mujeres como por demostrarse a sí mismo que es digno de ser amado por ellas. Dos años antes que Gregorio Marañón, Capek nos muestra el vacío que hay bajo la apariencia seductora de Don Juan.

http://es.wikipedia.org/wiki/Gregorio_Mara%C3%B1%C3%B3n

http://www.yopoeta.com/2011/03/resumen-don-juan-y-el-donjuanismo-de.html

Pero además, este relato es interesante estructuralmente. El narrador habla poco, limitándose a introducir a los personajes, y dejando que éstos lleven el peso del discurso, lo que acerca el texto al modo dramático. Y es Don Juan, herido en un duelo, el que menos habla, de modo que es caracterizado en ausencia.
El narrador apenas habla sobre Don Juan, habla primero el médico que le atiende y luego los dos sacerdotes que le confiesan. Así conocemos a Don Juan por lo que otros dicen de él, pero al mismo tiempo, aunque los sacerdotes no hablen de sí mismos, conocemos su carácter por lo que dicen de Don Juan.

Este texto pertenece a un libro titulado Apócrifos, colección de relatos ambientados en diversos momentos, desde la Prehistoria y los tiempos míticos -bíblicos y griegos-, hasta la época de Napoleón, y protagonizados por diversos personajes históricos y literarios.

 http://www.lecturalia.com/libro/25290/apocrifos

Es un libro muy recomendable.

martes, 12 de noviembre de 2013

Seguimos con el bestiario

 Una vez escrita la entrada de ayer, recordé que a este lado del Atlántico tenemos una novela que podía suministrar textos similares a los de ayer: un personaje que recuerda su experiencia en un barco ballenero, y el oso visto como un animal noble. Me refiero a El bosque animado, de Wenceslao Fernández Flórez:

http://www.biografiasyvidas.com/biografia/f/fernandez_florez.htm

http://www.planetadelibros.com/el-bosque-animado-libro-47906.html

De esta novela también tenemos película, dirigida a finales de los años ochenta por José Luis Cuerda:


http://www.filmaffinity.com/es/film962541.html

lunes, 11 de noviembre de 2013

Sobre noviembre

  Noviembre tiene fama de ser un mes triste, y una de las mejores muestras literarias de tal idea se ve en el primer capítulo de  Moby Dick:

   Llamadme Ismael. Hace unos años -no importa cuánto hace exactamente-, teniendo poco o ningún dinero en el bolsillo, y nada en particular que me interesara en tierra, pensé que me iría a navegar un poco por ahí, para ver la parte acuática del mundo. Es un modo que tengo de echar fuera la melancolía  y arreglar la circulación. Cada vez que me sorprendo poniendo una boca triste; cada vez que en mi alma hay un noviembre húmedo y lloviznoso; cada vez que me encuentro parándome sin querer ante las tiendas de ataúdes; y, especialmente, cada vez que la hipocondría me domina de tal modo que hace falta un recio principio moral para impedirme salir a la calle con toda deliberación a derribar metódicamente el sombrero a los transeúntes, entonces, entiendo que es más que hora de hacerme a la mar tan pronto como pueda. Es mi sustitutivo de la pistola y la bala.

http://www.librosdearena.es/Biblioteca_pdf/Melville_Herman_Moby%20Dick_Ed%20perdidas_ilustraciones%20Fernando%20Gallego_jul2010.pdf

(pág. 27)

 Hoy, once de noviembre, era en tiempos paganos la Fiesta del Oso, el día en que éste iniciaba su letargo invernal hasta la primavera. Por tanto, era un día alegre, pues en él se celebraba la renovación de la vida, la conciencia de que el invierno no era muerte sino sueño. Buscando algún texto literario sobre el oso, he dado con estos fragmentos de la entrañable novela El rey de los osos, de James Oliver Curwood, en la que se basó la no menos entrañable película El oso, de Jean-Jacques Annaud:

   "Te aseguro, Jimmy, que no hay en la tierra animal que tenga el pelaje de colores más variados que los osos. He visto osos negros tan blancos como la nieve y osos grises más negros que cualquier oso negro. He visto osos negros de color canela, y también osos grises del mismo color, así como también amarillos, dorados y pardos, de todos los tonos imaginables. Son tan distintos en colores como en sus naturalezas y sus costumbres.

 Por lo que veo, la mayor parte de los naturalistas examinan un oso gris, por ejemplo, y con eso se creen ya autorizados para escribir sobre todos los osos grises en general. Y lo que escriben no es en modo alguno favorable a los pobres animales. No hay un solo libro que no los pinte como bestias temibles y como devoradores de hombres. Pero el oso gris no ataca ni devora nunca al hombre, a no ser que se le irrite. Es tan curioso como un niño, y si no se le molesta, es un animal pacífico. La mayor parte de ellos son vegetarianos, y muy pocos son los que comen carne. He visto osos grises atacar cabras, ovejas y renos, y a otros, en cambio, vivir en una región abundante en caza sin el menos deseo de atacar a los demás animales. Son muy curiosos, Jimmy, y se puede decir mucho de ellos sin tener que decir tonterías.

(...)

 -Pues yo empiezo a quererlos también, Bruce -contestó Langdon después de una ligera pausa-. No comprendo por qué, pero hay algo en los osos que obliga a quererlos. En adelante, cuando hayamos matado a este oso gris que perseguimos, no pienso acabar con ninguno más. Será mi último oso. ¡Y pensar -añadió con ira-, que no hay en todo Canadá una época de veda para los pobres osos! Los matan de todas formas posibles, con veneno, con trampas, de cualquier manera. Se les puede matar tranquilamente en sus cuevas con sus crías, y yo mismo, Dios me perdone, he hecho lo mismo. Somos unos malvados, Bruce. Muchas veces he pensado que el hombre es un criminal por el solo hecho de llevar un rifle. Pero, a pesar de todo, seguimos matándolos.

-Está en nuestra sangre -contestó Bruce sin conmoverse-. ¿Has conocido a alguien a quien no le guste ser testigo de la muerte de los demás? ¿No formamos corro, como cuervos, en torno a un pobre caballo que se muere, lo mismo que cuando un hombre ha quedado destrozado por un accidende? Si no hubiese leyes, ten por seguro, Jimmy, que los hombres se matarían unos a otros por gusto. Esta afición a matar ha nacido con nosotros.
-Y las víctimas son los pobres animales. Tienes razón, Bruce. Y cuando no podemos matarlos, declaramos guerras. 



 http://www.biografiasyvidas.com/biografia/c/curwood.htm

 http://en.wikipedia.org/wiki/James_Oliver_Curwood

 http://www.alohacriticon.com/elcriticon/article2215.html

sábado, 9 de noviembre de 2013

Amor post mortem

Este tópico se suele ejemplificar con el que posiblemente sea el más memorable de los sonetos de Quevedo:


http://www.ciudadseva.com/textos/poesia/esp/quevedo/cerrar_podra_mis_ojos_la_postrera.htm

De lo mucho que se puede decir de este poema, me viene ahora a la mente la enumeración final, con esas tres muestras de sujeto + subordinada adjetiva en el primer terceto y los correspondientes predicados en el segundo. Quizás el segundo de éstos -verso nº 13- sea uno de los mejores versos de la poesía de todos los tiempos:

           serán ceniza más tendrán sentido

Vamos un poco al otro lado del Atlántico, para ver cómo Gabriel García Márquez trata el tópico en este fragmento de  Cien años de soledad:

(...) Conscientes de aquella amenaza, Aureliano y Amaranta Úrsula pasaron los últimos meses tomados de la mano, terminando con amores de lealtad el hijo empezado con desafueros de fornicación. De noche, abrazados en la cama, no los amedrentaban las explosiones sublunares de las hormigas, ni el fragor de las polillas, ni el silbido constante y nítido del crecimiento de la maleza en los cuartos vecinos. Muchas veces fueron despertados por el tráfago de los muertos. Oyeron a Úrsula peleando con las leyes de la creación para preservar la estirpe, y a José Arcadio Buendía buscando la verdad quimérica de los grandes inventos, y a Fernanda rezando,  y al coronel Aureliano Buendía embruteciéndose con engaños de guerras y pescaditos de oro, y a Aureliano Segundo agonizando de soledad en el aturdimiento de las parrandas, y entonces aprendieron que las obsesiones dominantes prevalecen contra la muerte, y volvieron a ser felices con la certidumbre de que ellos seguirían amándose con sus naturalezas de aparecidos, mucho después de que otras especies de animales futuros les arrebataran a los insectos el paraíso de miseria que los insectos estaban acabando de arrebatarles a los hombres. 

En este texto se ven algunos elementos barrocos, sobre todo el procedimiento diseminativo-recolectivo, aquí aplicado a la familia Buendía. También puede verse cómo GGM juega con el tiempo, tanto hacia el pasado, al enumerar a los Buendía, como hacia el futuro, en las tres últimas líneas. Aquí está una de las frases más bellas de toda la novela -y tiene muchas-, perfectamente comparable a la primera y a la última.

********************************************************************************

Y ahora subimos un poco al norte, con Edgar Allan Poe (1809 - 1849):

http://es.wikipedia.org/wiki/Annabel_Lee

http://www.literatura.us/idiomas/eap_lee.html

Este poema, típicamente romántico, lo podemos escuchar en la voz de Santiago Auserón (a ) Juan Perro, cuando era el cantante de Radio Futura:

http://www.youtube.com/watch?v=BuZMhbU5TPY

 Buen ejemplo de cómo los tópicos aparecen en distintas épocas y lugares, y en distintas artes.

martes, 5 de noviembre de 2013

La jura de Santa Gadea

Éste es uno de los más famosos romances medievales:

http://www.poesi.as/indx0023.htm

Lo primero que hay que saber de este texto es que es falso: la jura de Santa Gadea nunca tuvo lugar. ¿Por qué desterró entonces el rey Alfonso a Rodrigo Díaz de Vivar? Por algo mucho más prosaico: haberse quedado dinero de unos impuestos, lo que demuestra que hace mil años las cosas no eran tan distintas a las de ahora. Pero claro, el héroe de un poema épico no podía ser corrupto.
Por tanto este texto es útil para ver la mitificación de personajes históricos, o por lo menos la idealización de personajes que tuvieron luces y sombras. Suelo decir que con el Cid pasa como con Jesucristo: alguien tuvo que fundar la religión cristiana, pero de ese alguien, ¿hay que creer todo lo que cuentan los Evangelios? Del mismo modo, Rodrigo Díaz de Vivar es un personaje histórico pero el Cid, aun llamándose igual, es un personaje literario.

El Cid llega a amenazar de muerte al rey, y añade circunstancias que pueden hacer más deshonrosa la muerte, así en los versos:

Villanos mátente, Alfonso,
 villanos, que non fidalgos.
De las Asturias de Oviedo,
que no sean castellanos.

Ni siquiera hidalgos, el grado más bajo de nobleza, sino villanos habían de ser los ejecutores, y encima asturianos. Se ve que en aquella época morir a manos de un asturiano debía ser la mayor deshonra. Y eso que la mujer del Cid era asturiana.

Los instrumentos de la muerte también aumentan la deshonra:

Mátente con aguijadas,
no con lanzas ni con dardos;
con cuchillos cachicuernos,
no con puñales dorados. 

Para empezar, el Cid ni siquiera menciona la espada, el arma noble, y excluye a continuación las armas de los infantes, lanzas y dardos (1), para nombrar la aguijada, el palo de guiar a los bueyes, lo que supone nada menos que animalizar al rey. Y vaya animalización: un animal manso, cornudo, castrado y de no mucha inteligencia.
En todo caso abre la posibilidad del uso de otra arma, aunque villana al fin y al cabo: cuchillos cachicuernos, de categoría evidentemente inferior a puñales dorados
Unos cuantos siglos después, García Márquez contará esto mismo en Crónica de una muerte anunciada: los gemelos Vicario matarán a Santiago Nasar con cuchillos porqueros.

(1) Es de suponer que este término englobaba dardos de mano, flechas, proyectiles de ballesta...

lunes, 4 de noviembre de 2013

Moralidad y reflexiones

La literatura no tiene dimensión moral. Pero como dicho así puede resultar un poco tajante, a lo mejor hay que decir que sí la tiene, pero a su manera. Que la literatura no debe presentar modelos de comportamiento sino incitar a la reflexión.

Ni Edipo ni Electra ni Medea son modelos de comportamiento, pero antes de juzgarlos debemos tener en cuenta:

A) SUS CIRCUNSTANCIAS

   Edipo es un juguete del destino, Electra quiere vengar la muerte de su padre -muerte que ha sido producto de un equívoco y ha ido asociada a un adulterio- y Medea actúa por despecho cuando, tras toda una vida con Jasón éste la deja por otra más joven, más guapa y más rica. Por lo general, los criminales de las obras clásicas no son psicópatas.


B) SU PROYECCIÓN 

 Si más de veinte siglos después seguimos hablando de complejo de Edipo, complejo de Electra, síndrome de Medea eso quiere decir que estos personajes encarnan tendencias que están ahí, que no debemos ignorar ni disimular. Por tanto, leer estas obras ayuda al lector a conocerse a sí mismo.

*****************************************************************************

 He citado a estos tres personajes de tragedia, y también podía citar a Don Juan Tenorio, el cual encarna una tendencia tan universal, que las principales literaturas europeas lo han recreado una y otra vez.

 En suma, los personajes literarios no deben ser encumbrados ni condenados a la ligera, pero debemos reflexionar sobre ellos, su carácter, sus motivos... El derecho del autor a mostrar el lado oscuro de la condición humana debe acompañarse de la obligación de hacer reflexionar al lector.

 Me vinieron estos pensamientos el pasado viernes, paseando bajo la sombra de los chopos, fresnos y abedules que crecen a orillas del Duero, el río que inspiró a Bécquer, Machado, Gerardo Diego, Jaime Urrutia... Sí, los profesores de Literatura somos gente muy rara.

lunes, 28 de octubre de 2013

El narrador documentado

       Los hermanos Chica Salas mataron a Cayetano Gentile en 1951 y García Márquez publicó Crónica de una muerte anunciada en 1981: treinta años son mucho tiempo, y G.G.M. pudo reunirse con el mayor número posible de protagonistas y testigos de los hechos para tomar toda la información posible.
      Una novela en 1º persona tiene, normalmente, un único punto de vista; G.G.M. podía haber escrito la Crónica... en 3º persona con un narrador omnisciente, ya que sus investigaciones le daban información de sobra, pero prefirió hacerlo alternando 1º y 3ª  persona, poniéndose a sí mismo como hilo conductor, atribuyéndose una condición doble: narrador y personaje.
      No sé si este tipo de narrador tiene ya un nombre oficial; yo le llamo narrador documentado. La presencia de este narrador implica un lapso temporal más o menos largo desde los hechos hasta el momento de escribir, y establece una separación bastante nítida entre el tiempo de lo narrado y el tiempo del narrador.

domingo, 27 de octubre de 2013

La guerra del fuego

  La novela prehistórica es un subgénero joven, entre cuyas primeras muestras están dos novelas que, en mi modesta opinión, aún no han sido superadas: Antes de Adán (1907) de Jack London y La Guerra del Fuego (1911) de JH Rosny, de la que vamos a ver una parte del primer capítulo:


   A despecho de su fuerza, Faúhm perdió la esperanza. No confiaba ya en su estatura ni en sus enormes brazos; su ancho rostro, donde se arremolinaba el pelo hirsuto, y sus ojos amarillos como los del leopardo, mostraban un cansancio abrumador; examinaba las heridas que habían abierto en su carne la lanza y las flechas enemigas, y de vez en cuando se chupaba la sangre que todavía manaba de su antebrazo.
   Como todos los vencidos, evocaba el instante en que estuvo a punto de vencer. Los Ulhamr se precipitaban a la matanza; él, Faúhm, aplastaba cabezas bajo su maza. Estaba a punto de aniquilar a los hombres, arrebatar a las mujeres, matar el Fuego del enemigo, y cazar en nuevas llanuras y abundantes selvas. Pero, ¿qué había ocurrido? ¿Por qué los Ulhamr pasaron del furor al espanto? ¿Cómo fue que sus huesos fueron los que se quebraron, sus cuerpos los que perdieron las entrañas, sus pechos los que roncaron de agonía, mientras el enemigo, invadiendo el campamento, esparcía por el suelo los Fuegos Sagrados? Así se interrogaba el alma de Faúhm, lenta y espesa, encarnizándose en este recuerdo como la hiena en los muertos, no queriendo declararse vencida, ni menos enérgica, ni menos valerosa, ni menos feroz.

¿Qué se puede ver en clase a partir de este fragmento? 
 Podemos empezar por el narrador omnisciente -al fin y al cabo Rosny (1856 - 1940) es un epígono del Realismo-, que abre y cierra el fragmento con los sentimientos del protagonista.

 El tiempo es lineal, pero el narrador aprovecha el fluir de la conciencia del personaje para saltar en el tiempo, contándonos el momento anterior.

 El primer recurso literario que vemos es la antítesis, reforzada a principios del 2º párrafo por el sustantivo vencidos y el verbo vencer . Luego dos ejemplos de símil, ambos animalizadores. El segundo es especialmente interesante: las cicatrices metafóricas del recuerdo se comparan con las cicatrices reales que dejan los dientes de la hiena -la fiera con la mordedura más poderosa- en los cadáveres. La adjetivación es rica en las partes descriptivas -enormes, ancho, hirsuto, abrumador, lenta y espesa, enérgica, feroz vencida- pero escasea en la narración. Vemos también algunas enumeraciones: la de partes del cuerpo de los personajes al acabar la narración y la de adjetivos al final.

 Este texto sirve también para ver diferencias entre el lenguaje literario y el cinematográfico, pues tras leerlo les pido a los alumnos que imaginen a los personajes, y a continuación vemos el principio de la película basada en la novela.
**************************************************************************** 

http://es.wikipedia.org/wiki/La_guerre_du_feu

 http://www.reeditor.com/columna/6609/19/literatura/antes/adan/before/adam/jack/london

sábado, 26 de octubre de 2013

Oda al caldillo de congrio

Este poema de Neruda es uno de mis textos favoritos, lo he usado durante años desde 1º de la ESO hasta 2º de Bachillerato:

 http://www.neruda.uchile.cl/obra/obraodaselementales2.html

Lo primero que hago es mandarles escribir la receta, partiendo de los ingredientes y los pasos que enumera el poema, e inventando las cantidades. Una vez escrita la receta, les digo que la mayor parte de lo que han eliminado es función poética.

No hay duda de que este texto, dentro de su aparente sencillez, esconde una gran variedad de recursos literarios como son la metáfora (el congrio/gigante anguila/ de nevada carne; ese marfil precioso; el racimo del mar; las esencias de Chile), el oxímoron (fragancia iracunda), la adjetivación (caldillo grávido y suculento; regios camarones) el símil (su piel manchada cede/ como un guante; dejar caer la crema/ como una rosa espesa), la personificación (recién casados), la apelación al tú poético (recoges ajos) y, muy especialmente, los últimos versos:

...y a la mesa
lleguen recién casados
los sabores
del mar y de la tierra
para que en ese plato
tú conozcas el cielo.

Empezamos con la personificación -recién casados-, que nos permite contextualizar el texto, explicando que las últimas obras de Neruda están dedicadas a su segunda esposa, Matilde Urrutia. La boda de los sabores refleja pues la del yo y el tú líricos.
Viene a continuación una asociación semántica de tres términos: mar, tierra, cielo. ¿A qué intención responde esta enumeración de las partes del mundo? La complementariedad mar/tierra refleja, como he dicho, la del yo y el tú líricos, pero además nos lleva, a través de la referencia a éste, a una metáfora, pues el cielo ya no es una parte del mundo, sino el placer supremo.

En Creación Literaria de 1º de la ESO suelo mandarles escribir una receta en verso, con resultados tan graciosos como éste:

Para esta tarta tan rica
se necesitan fresones;
míralos con atención,
que parecen corazones.
Ya dado el primer paso
no olvides los requesones:
han de estar bien triturados
junto con los corazones.
Y para que esta receta
avance con alegría
calientas la gelatina
disuelta al baño María.


(La rima les es fácil, pues vemos muchas listas de palabras, pero en la medida les tengo que orientar.)

En 2º de Bachillerato sirve de introducción a los textos instructivos, y de refuerzo del concepto de deixis personal, mientras que en 1º lo suelo poner de acompañamiento a la lectura de Como agua para chocolate, para que vean lo fructífera que puede ser la combinación de gastronomía  y erotismo. Por cierto, una pequeña cuestión gramatical: el verso lleven a la cocina/ el congrio desollado permite hablar del uso de ustedes en América frente al de vosotros en la mayor parte de España.

Y en general, en cualquier curso viene bien para ver las diferencias entre función referencial y función poética, y cómo se puede escribir poesía de cualquier tema, hasta de una receta de cocina.

En suma, un texto tan sabroso como el plato que describe.

viernes, 25 de octubre de 2013

El criado del rico mercader

 Una de las primeras veces que puse en clase este texto de Jean Cocteau popularizado por Bernardo Atxaga, una alumna dijo que lo había leído en todos los cursos, desde 1º de la ESO, lo cual no me extrañó, pues pocos relatos breves hay que den tanto juego:

http://ficus.pntic.mec.es/~jmas0085/atxaga.htm

 Íbamos a leer Crónica de una muerte anunciada y pensé que este relato ilustraba a la perfección el tema de la inevitabilidad del destino, de cómo quien quiere evitarlo en realidad lo precipita. Por la misma razón lo he puesto en Literatura Universal de 4º como introducción al mito de Edipo: en ambas historias el personaje se dirige, huyendo del destino, al lugar donde éste ha de cumplirse.
 En esta misma asignatura puede usarse para ejemplificar el concepto de microrrelato, junto con La casa de Asterión o Continuidad de los parques:


http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/esp/borges/casade.htm

http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/esp/cortazar/continuidad_de_los_parques.htm

En Creación Literaria de 1º de la ESO he aprovechado este texto para varias actividades:

a) Imaginar una posible continuación.
b) Elaborar un cómic. Así de paso muestran sus habilidades con el dibujo, excelentes en algunos casos.
c) Convertir el texto narrativo en dramático, sustituyendo el discurso del narrador por acotaciones que
    describan el espacio y orienten sobre los personajes.
d) Reescribir el texto desde la perspectiva de un personaje. Aquí deben sustituir al narrador externo y
    omnisciente por uno interno que, evidentemente, sólo puede contar lo que ve. Pero esto para ellos no
    es tan evidente, pues no es raro que cuenten el relato entero, limitándose a cambiar la persona
    narrativa.
e) Tratar algunas cuestiones estructurales, como el concepto de narrador omnisciente, o el tiempo de mitos, leyendas y cuentos. (Por ejemplo, cómo el sintagma Érase una vez sitúa al receptor en un tiempo remoto e impreciso.)

martes, 22 de octubre de 2013

Sobre una discusión


En este blog hablo mucho de lo que he leído, pero hoy quería hablar también de algo que no he leído.

No he leído a Nietzsche, pero hace unos años un amigo que lo estaba leyendo me comentó que la interpretación fascista del Superhombre es falsa, que el Superhombre en realidad es el hombre hiperexigente consigo mismo.
Tampoco he leído a Ortega y Gasset, pero hace ya muchos años alguien me dijo que cuando habla de la masa alude a la gente que no se autoexige.
Y tampoco he leído a Kant, pero siempre he tenido claro que el concepto de moral autónoma no tiene que ver con hacer lo que a uno le dé la gana, sino con tener el suficiente grado de madurez para saber qué está bien y qué está mal.

Viene esto a cuento de una discusión que he tenido estos días con un alumno de 3º de la ESO que presume de ser anarquista, pero le cuesta entender que no se es más libre por el hecho de prescindir de normas, y que la persona que hace lo que le da la gana no sólo no es libre sino que puede -y suele- ser la víctima más fácil del sistema. Por lo menos, en su favor hay que decir que habla educadamente y escucha.

miércoles, 9 de octubre de 2013

El Barroco: la dualidad


 En el Barroco se adquiere plena conciencia de que no podemos conocer la realidad sino la imagen que, por la razón o por los sentidos, tenemos de ella. Por eso uno de los grandes rasgos de la literatura barroca será el contraste entre apariencia y realidad, presente desde los diálogos de Don Quijote y Sancho hasta la locura fingida de Hamlet, pasando por la hipocresía de Tartufo o el vacío que se esconde bajo la fachada seductora de Don Juan.

 No será la única dicotomía barroca. Galileo demuestra que la Tierra no es el centro del Universo, y los descubrimientos geográficos que Europa no es el único continente civilizado. El interés por conocer otras culturas crece, y fomenta una cierta mentalidad relativista, cuyo principal reflejo literario será, ya en el S. XVIII, Los viajes de Gulliver. (Ya Montaigne había anticipado esta idea en su ensayo sobre los caníbales.)

 La idea del derecho divino de los reyes, que culminará en Francia con Luis XIV, sufre en Inglaterra dos duros golpes: uno fáctico, con la ejecución de Carlos I, y otro teórico, con la publicación de Leviathan, de Thomas Hobbes. Una nueva idea, el contrato social, alcanzará gran relevancia en el siglo siguiente, precisamente en Francia.

 La Paz de Westfalia supondrá un paso de gigante. Lejos todavía de establecer la libertad religiosa como un derecho inalienable, reconoce al menos que hay diversas religiones y concede al poder civil lo que hasta entonces era prerrogativa eclesiástica. Lo absoluto -igualdad de derechos- junto a lo relativo -la diversidad religiosa.

 En suma, si la poesía barroca es tan abundante en paradojas, antítesis, oximorones, quiasmos, etc. no es por capricho, sino porque el poeta barroco es consciente de que la realidad de su tiempo no se puede expresar de otra forma.

 http://lavidaqueyoveo2.blogspot.com.es/2013/01/poesia-y-mente.html

martes, 8 de octubre de 2013

Parejas (V)


     Utopía (Tomás Moro)/El príncipe (Maquiavelo)

 Las dos cumbres del pensamiento político renacentista. Se repite la oposición que veíamos entre el utópico y el empírico. A ratos la utopía moreana nos resultará totalitaria, pero no deja de tener ideas aprovechables, como el reparto del trabajo. Y tanto si estamos como si no de acuerdo con la razón de estado maquiavélica, debemos reconocer que es un buen analista, que sabe ver tanto la fuerza y la debilidad de cada régimen, como los defectos y virtudes de cada personaje.


lunes, 7 de octubre de 2013

El Barroco: marco histórico y cultural

Decíamos que el Barroco es la época de grandes avances en ciencias, derecho, filosofía... Veamos algunas fechas esenciales:

1609: Galileo construye su primer telescopio

1618: empieza la Guerra de los Treinta Años, la más sangrienta de la historia moderna de Europa

1625: Hugo Grocio publica Sobre el derecho de tierra y mar

1632: nace John Locke

1637: Descartes publica El discurso del método

1639: los rusos llegan a la costa del Pacífico

1642: Muere Galileo y nace Isaac Newton

1643: sube al trono Luis XIV

1645: muere Hugo Grocio

1646: nace Leibniz

1647: batalla de Rocroi, fin del poderío español en Europa

1648: acaba la Guerra de los Treinta Años; el Tratado de Westfalia establece el principio eius regio, 
           cuius religio

1649:  ejecución de Carlos I de Inglaterra; Oliver Cromwell se proclama Lord protector

1650: muere Descartes en la corte de Cristina de Suecia



1651: Thomas Hobbes publica Leviathan

1658:  muere Cromwell, abriendo paso a la restauración monárquica en Inglaterra

1679: muere Hobbes

Completa este esquema cronológico con las fechas de nacimiento y muerte de los tres autores citados en el anterior artículo, y de éstos: Miguel de Cervantes, Christopher Marlowe, Pierre Corneille, Hans Jakob von Grimmelshausen, Jean Racine, Daniel Defoe y Jonathan Swift. Puedes añadir las fechas de nacimiento de Galileo, Grocio y Hobbes.

sábado, 5 de octubre de 2013

Periodización

En la historia literaria podemos establecer, a grandes rasgos, los mismos periodos que en la historia general:

A) Época Arcaica: desde los orígenes hasta el S. VI a. Xp

B) Antigüedad Clásica: desde el S. VI a. Xp hasta el año 476 d. Xp

C) Edad Media: desde el 476 hasta el 1453 ó 1492

D) Edad Moderna: desde 1492 hasta 1789

E) Edad Contemporánea: desde 1789 hasta nuestros días

 La Época Arcaica es la era del dominio de la literatura oral y anónima, aunque a medida que nos acercamos a los tiempos clásicos se van escribiendo numerosas obras: El Libro de los muertos, la Epopeya de Gilgamés, varias historias bíblicas, la Iliada y la Odisea, los Vedas, el Mahabharata y el Ramayana, y van surgiendo autores conocidos: Homero, Hesiodo, Safo, Arquíloco, Valmiki...

 En la Antigüedad Clásica tenemos a los primeros autores dramáticos: Esquilo, Sófocles, Eurípides  y Aristófanes en Grecia, Plauto y Terencio en Roma, así como a muchos líricos y épicos: Horacio, Ovidio, Virgilio, Catulo, Lucrecio, Apolodoro y satíricos, como Marcial y Juvenal.

 En la Alta Edad Media la mayoría de lo que se escriba será anónimo y dominará el género épico, con rasgos estructurales comunes en toda Europa: el Cantar de Mio Cid en España, la Canción de Roldán en Francia, Beowulf en Inglaterra, el Cantar de las huestes de Ígor en Rusia, el Libro de los reyes en Persia, etc. En general, los autores conocidos serán más frecuentes en el mundo islámico: Wallada, Ferdawsí, Omar Xayyam... En el mundo cristiano habrá que esperar a los Ss. XII y XIII para ir superando el anonimato: Snorri Sturluson, Marco Polo, Dante, Don Juan Manuel, Santiago de la Vorágine...


martes, 1 de octubre de 2013

El teatro barroco

El Barroco es una época de grandes avances en campos como la filosofía, la ciencia, el derecho y, por supuesto, la literatura. Superados los convencionalismos renacentistas, la mente humana pasa a primer plano:


http://lavidaqueyoveo2.blogspot.com.es/2013/01/poesia-y-mente.html

Entre 1580 y 1620 surgen cuatro personajes sin los que no se entiende la literatura europea: Don Quijote, Don Juan, Fausto y Hamlet. Uno pertenece a la narrativa y tres a la dramática, lo que no es casual, pues el Barroco conocerá un renacer del teatro como medio ideal de mostrar conflictos tanto individuales como sociales.


 http://es.wikipedia.org/wiki/Don_Quijote_de_la_Mancha

 http://es.wikipedia.org/wiki/Don_Juan

 http://es.wikipedia.org/wiki/Fausto

 http://es.wikipedia.org/wiki/Hamlet

 Estos cuatro alcanzarán una relevancia similar a la de Edipo, Medea, Odiseo, y otros grandes de la literatura clásica.


A su vez, hay tres autores notables: en España Lope de Vega, creador del teatro nacional, en Francia Molière, considerado el mejor comediógrafo de todos los tiempos, y en Inglaterra Shakespeare, iniciador de la tragedia moderna.

http://es.wikipedia.org/wiki/Lope_de_Vega


http://es.wikipedia.org/wiki/Moli%C3%A8re


http://es.wikipedia.org/wiki/William_Shakespeare

lunes, 30 de septiembre de 2013

Sobre citas y similares

Las citas, como los refranes, condensan mucho pensamiento en pocas palabras y por eso son útiles. Por lo mismo son peligrosas, pues no es raro que las repitamos sin pensar.
De modo que las citas vienen muy bien para el comentario crítico, y ello en dos planos. Primero porque apoyar nuestra opinión en otra es un buen ejemplo de argumento de autoridad y segundo porque hay citas de las que se puede sacar un buen comentario crítico.

Supongo que en Filosofía ya habréis visto a Tales de Mileto, a quien se atribuyen estas dos frases:

A) No soy un sabio, soy un filósofo.

B) Gracias Dios, porque me has hecho hombre y no animal, griego y no bárbaro, varón y no mujer.

En estas dos frases está lo mejor y lo peor de lo que ha sido la cultura europea durante veinticinco siglos.

Hay otras citas, más recientes, que también pueden dar mucho juego:

"Cuando se deja de creer en Dios se acaba creyendo en cualquier cosa." (G.K. Chesterton)

"El que no es de izquierdas a los veinte años no tiene corazón y el que no es de derechas a los cuarenta no tiene cabeza." (Winston Churchill)

"El buen periodista no debe servir a la verdad sino a la revolución." (Salvador Allende)

Iremos viendo más.

martes, 24 de septiembre de 2013

Personajes de Las troyanas




Hécuba, Casandra, Andrómaca, Polýxena. ¿Quién era cada una? ¿Qué papeles desempeñaron? ¿Cuáles fueron sus destinos? Pincha en los enlaces y toma nota.

http://es.wikipedia.org/wiki/H%C3%A9cuba
 
http://es.wikipedia.org/wiki/Casandra
 
http://es.wikipedia.org/wiki/Andr%C3%B3maca
 
http://es.wikipedia.org/wiki/Pol%C3%ADxena




De cara a la película:

1. ¿Qué noticia reciben las mujeres al amanecer? ¿Cómo reaccionan? 

2. ¿Qué modalidad del discurso dramático domina en la película?

3. ¿Qué dice -a grandes rasgos- cada una de las mujeres? ¿Qué quiere decir Casandra con la frase Mi cuerpo sigue puro?

4. ¿Qué actitud tienen hacia Helena? ¿Intenta ésta justificarse?¿Lo consigue?

5. ¿Hay mucha presencia de los personajes masculinos? ¿Por qué? ¿Qué impresión producen los soldados que custodian a las prisioneras?

6. ¿Qué colores dominan, tanto en el escenario como en la ropa de los personajes? ¿Con qué intención?

7. Describe el escenario de la película. ¿Hay muchos cambios? ¿Crees que harían falta muchas acotaciones en la obra?

8. El historiador romano Cornelio Tácito pone esta frase, referida a los romanos, en boca de un caudillo celta: Hacen un desierto y lo llaman paz. ¿Cuál es la intención de esta frase? ¿Se puede relacionar con la intención de Eurípides al escribir esta obra?

9. Busca información sobre:

Katharine Hepburn
Vanessa Redgrave
Genevieve Bujold
Irene Papas
Patrick Magee

10. Opinión personal. Puedes hablar tanto de los temas que trata la película como de la forma en que los presenta.

Fecha de entrega: 10 - X - 2013




jueves, 12 de septiembre de 2013

Dramaturgos griegos

La tragedia griega cuenta con tres grandes autores, Esquilo, Sófocles y Eurípides, que retomarán numerosos motivos míticos para presentarlos sobre el escenario.
 A su vez, la comedia la inicia Aristófanes, que lanzará una mirada irónica sobre las situaciones de la vida cotidiana.
 De un lado, la lucha del héroe contra los dioses o el Hado. De otro, la gente corriente. Teocracia y democracia juntas.

 http://es.wikipedia.org/wiki/Esquilo

 http://es.wikipedia.org/wiki/S%C3%B3focles

http://es.wikipedia.org/wiki/Eur%C3%ADpides


http://es.wikipedia.org/wiki/Arist%C3%B3fanes

Pincha en los enlaces y apunta datos de cada autor: fechas de nacimiento y muerte, obras principales, argumentos de éstas...

¿Qué puede significar la expresión teocracia  y democracia juntas?

domingo, 8 de septiembre de 2013

La función poética

¿Qué rasgos caracterizan a esta función del lenguaje? Podemos citar los siguientes:

  1. Falta de coherencia externa, es decir, el texto sólo debe ser coherente consigo mismo, no necesita serlo con la realidad.

  2. Intención estética y carácter lúdico; la literatura es un doble juego, con el lenguaje y con el lector.

  3. Grado máximo de manipulación, con todas esas figuras que seguramente conoceréis: metáfora, hipérbaton, aliteración, antítesis, metonimia, paradoja, oxímoron, paralelismo, sinestesia, personificación...
Y con el uso del verso.

 4. Carácter equívoco, que hace que el mensaje literario sea susceptible de muchas interpretaciones en distintas épocas y lugares.

 5. Valor simbólico, ya que los personajes literarios representan formas de ser con las que el lector puede identificarse. Una buena muestra de este valor es la lexicalización de los nombres de los personajes: Don Quijote, Don Juan, Celestina, Lolita, Narciso, Jeremías...

jueves, 29 de agosto de 2013

Parejas (IV)

 Pasándonos un poco de la literatura a la filosofía tenemos La república (Platón) y Política (Aristóteles), considerados como modelos de dos visiones opuestas de la política, la utópica y la empírica respectivamente. Pero lo importante es que ambos libros, a pesar de haber sido escritos hace más de veintitrés siglos, contienen muchas ideas que pueden ser de utilidad en nuestros tiempos, como el mito de la caverna en el primero o la descripción de las tácticas del tirano en el segundo. 

http://www.webdianoia.com/platon/textos/platon_caverna.htm

 Leyendo este mito, donde ponga "caverna"  no tenéis más que poner "medios de comunicación", da igual que sea la televisión, la radio, los periódicos... ¿A qué conclusión llegáis?

jueves, 22 de agosto de 2013

Parejas (III)


Viajes de Gulliver (Jonathan Swift)/ Robinson Crusoe (Daniel Defoe)

 La dicotomía viajero/turista que veíamos en la pareja anterior se convierte ahora en viajero/colono, con una intención crítica que aquél muestra desde el primer momento.  
 Mientras Gulliver observa irónicamente que los liliputienses no merecen el gasto de un ejército enviado a someterlos, Robinson convierte su isla en colonia británica de la noche a la mañana. Alguien dijo que Robinson Crusoe era la novela del individualismo romántico, pero no sé hasta qué punto es cierto.
 Como no hay dos sin tres, tras leer esta pareja puede ser interesante volver sobre El hombre que pudo reinar.

miércoles, 14 de agosto de 2013

Parejas (II)

Guía del peregrino (Aymeric Picaud)/ Libro de las maravillas (Marco Polo)

  Estas dos obras, escritas respectivamente en los Ss. XII y XIII muestran muy bien la dicotomía turista/viajero, es decir alguien que no espera encontrar sorpresas ni incomodidades y reacciona airadamente si las encuentra, y alguien que aprende de las tierras visitadas.
  El primero alcanza tales extremos de crítica, que lo mejor es leerlo como si fuera un libro de humor. El segundo contiene muchas hipérboles, pero la actitud de su autor, que suele razonar tanto lo que admira como lo que critica, permite leerlo independientemente de lo verosímil o inverosímil que sea su contenido.


sábado, 10 de agosto de 2013

Parejas (I)

   Echando un vistazo a la lista de libros que os proponía hace tres semanas, he pensado que dos de ellos deben leerse juntos: 1984 y Un mundo feliz, pues el primero es una crítica del comunismo y el segundo del capitalismo, dos sistemas diferentes con efectos sorprendentemente similares.
   En próximos días hablaré de otras parejas.

miércoles, 24 de julio de 2013

Algunas etimologías (II)


  Vamos a hablar un poco más de etimologías, a propósito de dos textos anteriores.

  En el artículo de los roedores hice una referencia a dos nombres científicos de otros tantos miembros de este orden. Uno es Callosciurus, del griego kalos, "bello" y el latín sciurus, "ardilla". Del primero tenemos, entre otros, caligrafía y caleidoscopio y el segundo se perdió, sustituido por ardilla, de origen norteafricano, pero de su diminutivo sciurellus vienen el francés écureuil y el catalán esquirol. El otro era el de la rata de agua: Arvicola sapidus, es decir, "el sabroso habitante de los campos". (Con eso está dicho todo, ¿no?) Curiosamente el adjetivo sapidus se perdió, pero no así su antónimo insipidus.
   Pasando al otro artículo, voy a explicar las frases de Borges. Sarcófago es palabra griega, de sarx, "carne", y phago, "comer", mientras que el pardo -o pantera, de pan, "todo" y ther, "fiera"- era un animal mitológico con cierta tendencia a cruzarse con el león, de donde nacía, claro está, el leopardo.
  Al perderse esta referencia mitológica, hubo que buscar otra explicación al nombre, y puesto que leo se interpretaba enseguida, se dedujo que pardo era algo que el gato manchado tenía y el melenudo no. ¿Qué podía ser? La piel del leopardo consta de un fondo que puede ser blanco sucio, color de arena o gris amarillento, con rosetas formadas por puntos negros en torno a un núcleo rojizo mate. Ese color era el pardo.
  Cómo este color se fue cargando de connotaciones peyorativas daría tema para algunos artículos más.

Texto de los roedores: http://lavidaqueyoveo2.blogspot.com.es/2013/07/cualquier-pretexto-es-bueno.html
 
Texto de Borges: http://lavidaqueyoveo2.blogspot.com.es/search?updated-max=2013-07-19T22:50:00%2B02:00&max-results=7

viernes, 19 de julio de 2013

Lecturas recomendadas (III)

Crónica de una muerte anunciada es uno de esos libros que podemos considerar esenciales para entender el tumultuoso siglo XX. García Márquez es, sin duda, un testigo excepcional de dicho siglo, por esta novela y por otras dos, Cien años de soledad y El otoño del patriarca,  pero hay otros muchos autores que entran en esta categoría:

 BARTOL, Vladimir:  Alamut  
http://es.wikipedia.org/wiki/Alamut

 BRADBURY, Ray: Fahrenheit 451  
http://es.wikipedia.org/wiki/Fahrenheit_451


 BÖLL, Heinrich: El honor perdido de Katharina Blum  
http://es.wikipedia.org/wiki/Heinrich_B%C3%B6ll

CALLENBACH, Ernst: Ecotopía  
http://en.wikipedia.org/wiki/Ernest_Callenbach

CAPEK, Karel: La guerra de las salamandras
http://es.wikipedia.org/wiki/Karel_%C4%8Capek

 FRANK, Anna: Diario 
http://www.annefrank.org/es/

GARY, Romain: Las raíces del cielo, Perro blanco 
http://es.wikipedia.org/wiki/Romain_Gary

GUARESCHI, Giovanni: Don Camilo   
http://es.wikipedia.org/wiki/Giovannino_Guareschi

HUXLEY, Aldous: Un mundo feliz
 http://es.wikipedia.org/wiki/Aldous_Huxley

LLAMAZARES, Julio: Luna de lobos
http://www.epdlp.com/escritor.php?id=3197

ORWELL, George: 1984, Rebelión en la granja   
http://www.biografiasyvidas.com/biografia/o/orwell.htm


 Varias de estas novelas son utopías, pero como su visión de una hipotética sociedad futura suele ser pesimista, se acuñó el término distopía para designarlas.

miércoles, 17 de julio de 2013

Algunas etimologías (I)

  Decía Borges, con esa ironía tan típicamente suya, que la etimología nos enseña cosas muy curiosas como que los sarcófagos no son lo contrario de los vegetarianos, que el leopardo no es el híbrido del león y la pantera y que el germanófilo no es el amigo de los alemanes.
 Aun así, no está de más echar un vistazo a la historia de las palabras, para saber por qué motivos de orden psicológico, social, o de cualquier otra clase éstas cambian de significado, o por puro espíritu lúdico. Lo digo porque el otro día salió este tema en una conversación, y hablamos de algunos curiosos topónimos españoles:

MATAVIEJAS: río del sur de Burgos, afluente del Arlanza. Viene de Matas Viejas, o sea, "bosques viejos".

EL ESCORIAL: no tiene que ver con la basura sino con los robles o las encinas -aesculus en latín, de donde aescularium. 

GUARROMÁN: pueblo de Jaén, del árabe Wad ar-ruman, "río de naranjos".

 La etimología no ha de ser un saber erudito, sino una forma de ver que la realidad es compleja y que las apariencias, con frecuencia, engañan.

martes, 16 de julio de 2013

Cualquier pretexto es bueno

 Los escritores son personas, con sus virtudes y sus defectos, con sus manías, etc. Lo he comprobado hoy mismo: en su artículo en Diario de Navarra, Ramón Irigoyen, a propósito de una carta de Emilia Pardo Bazán a Benito Pérez Galdós, dice que la mayor razón por la que admira a Mario Vargas Llosa es la fobia visceral que éste siente por los roedores, y que él comparte.
 En fin, creo que la principal razón para admirar a Vargas Llosa, si hay alguna, es su calidad literaria. Una fobia visceral  me parece más motivo de rechazo que de admiración, sobre todo si, como es el caso, la fobia parece mostrar un cierto nivel de ignorancia.
 Hay roedores bellos -la ardilla justamente llamada callosciurus-, elegantes -el lirón-, graciosos -la marmota y el ratón-, suministradores tanto de pieles -el castor, la chinchilla, la ardilla siberiana-
como de carne -nuestra rata de agua, cuyo nombre científico el sr. Irigoyen entenderá perfectamente, el carpincho, los conejillos de Indias-,  y así hasta más de mil especies.














  Sí, ya sé que ambos autores, al hablar de roedores, no se refieren a tan numeroso colectivo sino a una especie concreta, la más estrechamente ligada a la civilización, la más antropófila. ¿Se han parado a pensar que esta especie, al fin y al cabo, se alimenta de nuestros desechos? ¿Que somos nosotros mismos los que hemos creado esta plaga? Cierto es que difunde numerosas enfermedades, pero si es por eso no hay que olvidar que el SIDA nos lo ha transmitido nuestro pariente más cercano.

 Y todo esto, al final, no era más que un pretexto para recomendar una novela de hace casi veinte años, en la que este odiado comensal nuestro es protagonista y narrador: La rata, del escritor polaco Andrzej Zaniewski.



 Es un libro breve, que puede leerse en dos tardes. Ilustra a la perfección los conceptos de lucha por la vida y supervivencia del más apto, y abunda en referentes mitológicos.

domingo, 7 de abril de 2013

Infierno, canto I

  En medio del camino de la vida, perdido me hallé un día en selva oscura por haberme apartado del camino recto. ¡Cuán penoso me sería decir lo salvaje, áspera y espesa que era esta selva, cuyo recuerdo renueva mi temor, temor tan triste que la muerte no lo es tanto! Pero antes de hablar del bien que allí encontré revelaré las demás cosas que he visto. No sabré decir fijamente cómo entré allí; tan adormecido estaba cuando abandoné el verdadero camino. Pero al llegar al pie de una pendiente, donde terminaba el valle que me había llenado de miedo el corazón, miré hacia arriba y vi su cima revestida ya de los rayos del planeta que nos guía con seguridad por todos los senderos. Entonces se calmó algún tanto el miedo que había permanecido en el lago de mi corazón durante la noche que pasé con tanta angustia; y del mismo modo que aquél que, saliendo anhelante del piélago, al llegar a la playa se vuelve hacia las ondas peligrosas y las contempla, así mi espíritu, fugitivo aún, se volvió hacia atrás para mirar el trayecto del que no salió nunca nadie vivo.

¿Qué simboliza la selva en la que se halla Dante? ¿Cómo ha entrado en ella? ¿Por qué dice que su temor es más triste que la muerte?¿Qué otro lugar aparece con el mismo simbolismo?


  Después, cuando di algún reposo a mi fatigado cuerpo, continué subiendo por la solitaria pendiente, procurando afirmar siempre aquel de mis pies que estuviera más bajo. Al poco aparecióseme un
leopardo, de rápidos movimientos y cubierto de manchada piel. No se quitaba de mi vista, sino que interceptaba de tal modo mi camino que me volví muchas veces para retroceder. Era el tiempo en que apuntaba el día y el Sol subía rodeado de aquellas estrellas que estaban con él cuando el Amor divino imprimió el primer movimiento a todas las bellas cosas de la creación. Hora y estación tan dulces me daban motivo para augurar bien la pintada piel de aquella fiera, pero no tanto que no me infundiera terror el aspecto de un león que a su vez se me apareció.

Figuróseme que venía hacia mí, con la cabeza alta y con un hambre tan rabiosa que hasta el aire parecía temerle. Siguió a éste una loba, que, en medio de su delgadez, parecía cargada de deseos; loba que ha hecho vivir miserablemente a mucha gente. El fuego que despedían sus ojos me causó tal turbación que perdí la esperanza de llegar a la cima. Y así como el que se deleita en atesorar se entristece cuando sufre una pérdida y la llora en todos sus pensamientos, así me sucedió con aquella inquieta fiera, que, viniendo a mi encuentro, poco a poco me empujaba hacia donde el sol se oculta.


  ¿Qué simboliza cada una de las tres fieras que ve Dante? ¿Cuál le resulta más atractiva? ¿Cuál más desesperante? ¿Por qué? ¿Qué puede significar la frase en cursiva?

  Mientras yo retrocedía hacia el valle se presentó a mi vista uno que por su prolongado silencio parecía mudo.
 -Piedad de mí -le dije- seas sombra u hombre verdadero.
 -No soy ya hombre pero lo he sido. Mis padres fueron lombardos y ambos tuvieron a Mantua por patria. Nací en tiempos de Julio César, ya a finales, y vi a Roma bajo el mando del buen Augusto, en tiempos de los dioses falsos y engañosos. Poeta fui y canté a aquel piadoso hijo de Anquises que huyó después del incendi  de la soberbia Ilión. Pero, ¿por qué te entregas de nuevo a tu aflicción? ¿Por qué no asciendes al delicioso monte que es causa y principio de todo goce?

 ¿Quién es este personaje? ¿A qué obra suya se hace referencia? ¿Qué es el monte al que Dante quería subir?

  Ahora, por tu bien, pienso y veo claramente que debes seguirme; yo seré tu guía y te sacaré de aquí para llevarte a un lugar eterno, donde oirás aullidos desesperados; verás a los espíritus dolientes de los antiguos condenados que esperan entre gritos la segunda muerte. Verás después a los que también están entre las llamas, pero contentos porque esperan, cuando llegue la ocasión, tener un puesto entre los bienaventurados. Si quieres después subir hasta estos últimos, te acompañará en este viaje un alma más digna que yo...

 ¿Qué lugares va a visitar Dante? ¿Quién le guiará al final?

sábado, 6 de abril de 2013

Religión y literatura (II)

 En España el reinado de Carlos I (1517 - 1556) será tolerante y abierto a las influencias europeas, pero la lucha contra el protestantismo hará cambiar la situación y el reinado de Felipe II (1556 - 1598) supondrá una vuelta a posiciones tradicionalistas y cerradas, lo cual tendrá su reflejo en la literatura: al hedonismo pagano e italianizante suceden dos tendencias de corte religioso, la ascética y la mística.

 La ascética busca la retirada del mundo y el dominio de las pasiones y la mística cuenta cómo el alma que ya se ha purificado encuentra a Dios. Son las tres vías: purgativa, iluminativa y unitiva. Los dos principales representantes serán Fray Luis de León (1527 - 1591) y San Juan de la Cruz (1542 - 1591).

 Frente al carpe diem de la primera mitad del siglo, ahora el tópico dominante será el beatus ille -dichoso aquél-, que  también procede de unos versos de Horacio:

Dichoso aquél que lejos de los negocios,  

como la primitiva raza de los mortales,
los campos paternos con sus bueyes ara
sin someterse a la usura.

 Este tópico nos dice que la felicidad no está en tener ni ambicionar, sino en sentirse en paz consigo mismo y en armonía con el resto del mundo. Lo veremos constantemente en los versos de Fray Luis, como por ejemplo éstos que escribió en prisión:

 Aquí la envidia y mentira 
me tuvieron encerrado. 
Dichoso el humilde estado 
del sabio que se retira 
de aqueste mundo malvado 
y con pobre mesa y casa
en el campo deleitoso
con sólo Dios se acompasa
y a solas su vida pasa 
ni envidiado ni envidioso.

 O en su obra más famosa, Oda a la vida retirada:

 Qué descansada vida
la del que huye del mundanal ruïdo
y sigue la escondida
senda por donde han ido
los pocos sabios que en el mundo han sido. 


http://users.ipfw.edu/jehle/poesia/vidareti.htm

De ambos poemas:

-mide los versos y señala la rima
-señala figuras literarias
-presencia del yo lírico
-opinión personal.

viernes, 5 de abril de 2013

Religión y literatura (I)

  El principal rasgo de la historia religiosa del Renacimiento es la reforma, fenómeno en el que podemos destacar tres fases:

-reforma católica
-reforma protestante
-contrarreforma

 Como veíamos a propósito de la poesía goliardesca, ya en la Baja Edad Media había conciencia de que el mundo católico estaba en crisis, y algunos pensadores buscarán remedio. En España el cardenal Cisneros (1436 - 1517) se preocupará de difundir bien los fundamentos del dogma y la moral, así como de endurecer la disciplina eclesiástica, mientras que en Holanda Erasmo de Rotterdam, (1466 - 1536) propugnará una religiosidad más auténtica, más centrada en la conciencia y el comportamiento individuales. Éstos son reformistas católicos.
 Pero otros irán más allá, proponiendo cambios extremos y cuestionándose la autoridad papal. Empezará en Alemania Lutero (1483 - 1546) y seguirán en Suiza Calvino (1509 - 1564) y Zwingli (1484 - 1531), y en Inglaterra Enrique VIII (1491 - 1547). Una nueva división se establece en Europa: los países latinos seguirán siendo católicos y los germanos devendrán protestantes. Empieza una serie de conflictos políticos y bélicos que desembocarán, un siglo más tarde, en la Guerra de los Treinta Años (1618 - 1648), una de las más crueles de toda la historia europea.
 La presencia de un enemigo externo hace olvidar los problemas internos, y así ocurrirá en el mundo católico, pues a la reforma protestante se opondrá la contrarreforma, materializada en el Concilio de Trento (1545 - 1563).
 La literatura no será ajena a todo esto y así veremos que ya en el Barroco, obras teatrales como El burlador de Sevilla y El condenado por desconfiado, de Tirso de Molina (1584 - 1648), y La vida es sueño, de Pedro Calderón de la Barca (1600 - 1681) defienden la visión católica del libre albedrío frente a la idea protestante de la predestinación. Pero en el Renacimiento la literatura religiosa tiene todavía otro enfoque, como vamos a ver en el punto siguiente.

miércoles, 20 de marzo de 2013

La lira


  La influencia italiana en la poesía española no se agota en el soneto; también está la lira, sucesión de endecasílabos y heptasílabos, que recibe su nombre del primer verso de una de las canciones garcilasianas más famosas:

 http://www.prometeodigital.org/SIEMPRE_VEGAGARCILASO.htm

 (En este enlace veréis algunos datos biográficos de Garcilaso, y podéis fijaros en que no hay acuerdo sobre el año de su nacimiento, que tradicionalmente se había fijado en 1501, pero que algunos avanzan a 1503 y otros retrotraen hasta 1494. Hay también algunos errores: Boscán había muerto en 1542 y fue su viuda la que, al año siguiente, publicó los poemas de ambos.)

Colecciones de relatos

 Son uno de los géneros más típicos de la Baja Edad Media, y tiene una estructura común: un relato marco  y varios relatos enmarcados. La más famosa de estas colecciones es, sin lugar a dudas, Las mil y una noches, pero hay otras como el Decamerón en Italia, El Conde Lucanor en España, los Cuentos de Canterbury en Inglaterra, y El engaño de Gylfi en Escandinavia.

martes, 19 de marzo de 2013

Lecturas recomendadas (II)


Vamos a ver la influencia italiana en la poesía española del Siglo de Oro, influencia cuya cumbre, sin duda, es el soneto, al que algunos consideran la forma perfecta de poema. De hecho, raro es el poeta español o hispanoamericano que no ha escrito algún soneto, aunque sea, simplemente, como ejercicio de estilo. Porque, ¿quién puede resistirse al reto de condensar una idea en catorce versos?
 En esta interesante antología elaborada por el escritor Luis Antonio de Villena figura un centenar y medio de sonetistas, entre ellos, no por casualidad, los mejores poetas hispanohablantes de los últimos cinco siglos: Garcilaso de la Vega, Fernando de Herrera, Fray Luis de León, Góngora, Quevedo, Lope de Vega, Sor Juana Inés de la Cruz, Rubén Darío, Juan Ramón Jiménez, los hermanos Machado, Pablo Neruda, Gabriela Mistral, Federico García Lorca, Miguel Hernández, Jorge Luis Borges, Gloria Fuertes, Ángel González, Jaime Gil de Biedma, José Hierro- así como varios practicantes de otros géneros que, como decíamos arriba, no han podido resistirse: Cervantes, Samaniego, Cortázar...
 No es un libro que se deba leer de un tirón, ni siquiera en orden cronológico, sino abriéndolo al azar y deteniéndose cuanto haga falta en cada página. Es difícil poner aquí un soneto representativo, pues ello supondría la antología de la antología, la condensación de la condensación, así que quizás lo mejor sea ver cómo se hace un soneto, magistralmente explicado por Lope de Vega:


Un soneto me manda hacer Violante,
en mi vida me he visto en tal aprieto;
catorce versos dicen que es soneto,
burla burlando van los tres delante.

Yo pensé que no hallara consonante
y estoy en la mitad de otro cuarteto,
Mas, si me veo en el primer terceto,
no hay cosa en los cuartetos que me espante.

Por el primer terceto voy entrando,
y parece que entré con pie derecho
pues fin con este verso le voy dando.

Ya estoy en el segundo y aún sospecho
que estoy los trece versos acabando;
contad si son catorce, y está hecho.

 Un buen ejemplo de esa visión lúdica de la literatura, que tanto mostrarán los autores barrocos.

lunes, 18 de febrero de 2013

Sobre las Coplas


Éste es el Epitafio a Alejandro Sawa, de Manuel Machado:

Jamás hombre más nacido
para el placer fue al dolor
más derecho.

Jamás ninguno ha caído
con facha de vencedor
tan deshecho.

Y es que él se daba a perder
como muchos a ganar
y su vida

por la falta de querer
y sobra de regalar
fue perdida.

¿Quién fue Alejandro Sawa? ¿A qué otros escritores inspiró?

La figura dominante en estos versos es la antítesis. Señala ejemplos.

Busca información sobre estas otras elegías:

POE, Edgar Allan: Annabel Lee, El cuervo
GARCÍA LORCA, Federico: Llanto por Ignacio Sánchez Mejías
HERNÁNDEZ, Miguel: Elegía a Ramón Sijé

Por como caracteriza Manrique a su padre, ¿cómo era el ideal del caballero cristiano? Cita versos donde aparezca este ideal.

Una de las coplas nos muestra cómo los cristianos habían copiado el concepto islámico de "guerra santa" y además nos habla de los papeles de cada estamento de la sociedad medieval. ¿Cuál es? ¿Cómo lo dice?


Fecha de entrega: 5 - III - 2013

A la Elegía a Ramón Sijé le puso música Joan Manuel Serrat. Aquí tenéis el vídeo.


 http://www.youtube.com/watch?v=vKPhKUCcIQc


domingo, 17 de febrero de 2013

AJEDREZ

El que quizás sea el mejor escritor hispanoparlante del S. XX, Jorge Luis Borges (1899 - 1986), también fue admirador de Omar y habló de él en varios de sus textos, como en este soneto doble:

I

En su grave rincón, los jugadores
rigen las lentas piezas. El tablero
los demora hasta el alba en su severo
ámbito en que se odian dos colores.

Adentro irradian mágicos rigores
las formas: torre homérica, ligero
caballo, armada reina, rey postrero,
oblicuo alfil y peones agresores.

Cuando los jugadores se hayan ido,
cuando el tiempo los haya consumido,
ciertamente no habrá cesado el rito.

En el Oriente se encendió esta guerra
cuyo anfiteatro es hoy toda la tierra.
Como el otro, este juego es infinito.


                                                                            
                                                                       II
                                                                  

                                                                   Tenue rey, sesgo alfil, encarnizada
                                                                   reina, torre directa y peón ladino
                                                                   sobre lo negro y blanco del camino
                                                                   buscan y libran su batalla armada.

                                                                   No saben que la mano señalada
           del jugador gobierna su destino,
           no saben que un rigor adamantino
           sujeta su albedrío y su jornada.

           También el jugador es prisionero
           (la sentencia es de Omar) de otro tablero
           de negras noches y de blancos días.

            Dios mueve al jugador, y éste, la pieza.
            ¿Qué dios detrás de Dios la trama empieza
            de polvo y tiempo y sueño y agonías?








sábado, 16 de febrero de 2013

A propósito de Omar Xayyam

  Para empezar, aquí tenéis al onagro (Equus hemionus), pieza de caza muy apreciada por los reyes persas, especialmente por Vahram V (421 - 438), cuyo sobrenombre acabó siendo, precisamente, el nombre persa del onagro, Gur.

 Quizás no llame mucho la atención, pero es lo suficientemente rápido para dejar atrás tanto a caballos como a galgos y por eso su caza era toda una prueba de resistencia.                                               

                                                                                    Omar no habría nombrado a Vahram en sus versos si éste no hubiera sido un personaje conocido, incluso varios siglos después de su muerte, y el hecho es que la fama de cazador de Vahram ha dado origen a una rica iconografía durante más de mil años. Aquí lo vemos a lomos de camello, más práctico que el caballo para perseguir a los onagros hasta lo más profundo del desierto.
 Es posible que esta imagen, de influencia turca, se pintara por la misma época en que Omar escribía sus versos.










 Pero también se le representa montado en un dromedario, de donde se deduce que la escena transcurre en el extremo occidental de Persia, quizás al otro lado del Tigris. Esta imagen es contemporánea, como se ve por la indumentaria sasánida -corona, flecos- y por la falta de estribos.


                    

                                    



Estas otras pinturas, ya de finales de la Edad Media, nos muestran cacerías colectivas donde Vahram y sus compañeros dan caza no sólo al onagro sino también al león, leopardo, muflón, cabra montés, gacela, oso, etc.




miércoles, 6 de febrero de 2013

EL DISPARO PARTO



  La batalla de Alarcos (19 - VII - 1195) fue la última gran victoria musulmana sobre los cristianos y, a pesar de su escasa trascendencia, se recordó por mucho tiempo, como prueban, siglo y medio después, los versos del Arcipreste de Hita:

  ...más negra fue ésta / que non la de Alarcos.

y otro siglo más tarde, los de Manrique:


  Los placeres e dulçores
desta vida trabajada
que tenemos
no son sino corredores *
e la muerte la celada
en que caemos. 
 Non mirando a nuestro daño
corremos a rienda suelta
sin parar.
Desque vemos el engaño
y queremos dar la vuelta
no hay lugar. 

 Estos últimos hacen referencia, precisamente, a la trampa que los musulmanes tendieron a los cristianos mediante una táctica tan vieja como eficaz, que los árabes llamaban karr wa farr (carga y repliegue) y en castellano se denominó tornafuye. Veamos cómo nos la cuenta Juan Eslava Galán en su libro Historia de España contada para escépticos:

 El ejército cristiano resultó aniquilado. A los errores tácticos de sus generales cabe sumar los devastadores efectos de una nueva y mortífera arma almohade: un nutrido cuerpo de arqueros turcos contratados en Oriente. Estos sujetos eran capaces de disparar sus flechas con impresionante potencia, puntería y cadencia de tiro desde la misma grupa de las cabalgaduras lanzadas a galope. Curiosamente, la misma táctica de los partos que en la Antigüedad habían derrotado a griegos y romanos.

 Y así se explica que don Quijote le dijera a Sancho, mostrándole los dos "ejércitos":
                                                          
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                     ...los partos, los medos, que pelean huyendo;





 Aunque en tiempos de Cervantes fueran los turcos los que llevaban a cabo esta táctica.













*La palabra corredores puede ser un falso amigo. Al leerla hoy podemos pensar en pasillos estrechos, ideales para tender una trampa, pero entonces designaba a los soldados de caballería ligera -arqueros a caballo en este caso- cuya principal función era reconocer el terreno y hostigar al enemigo.

**********************************************************************************




P.D.: Como sabemos, el nombre persa de la flecha, tigra, designa desde muy antiguo a un río y a un animal.









Pero las palabras cambian con el tiempo, de modo que los persas contemporáneos del Imperio Romano habían convertido tigra en tir, y así aprendieron los romanos esta palabra en el curso de sus guerras con los partos. Tanto impresionó a los romanos la destreza de los jinetes iranios en el manejo del arco que crearon a partir de dicho término el verbo tirare, cuyo primer significado fue "lanzar flechas", y luego se amplió, pasando a significar primero "lanzar cualquier proyectil", y por último "lanzar cualquier objeto, normalmente hacia abajo".
  ¿No resulta interesante saber que tigre y tirar son, etimológicamente, la misma palabra?